Imagen de la campaña Primavera Verano 2020 de Zara. | ZARA

Ir a una tienda física de Zara es ya una realidad y estas son todas las normas, medidas y novedades con las que te encontrarás en sus establecimientos

Desde colecciones reducidas hasta showrooms habilitados para las secciones de caballero y niño.

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Volver a pisar una tienda de Zara durante la desescalada puede resultar tan excitante como extraño. Mucho antes de que abriesen sus puertas al público se establecieron una serie de normas siendo imprescindible la de pedir cita previa. Entre ellas también se fijaba un límite de tiempo. Pero con el paso de una fase a otra y también con la evolución y mejoría de la situación, las reglas se han modificado. Y lo han hecho, eso sí, manteniendo una única superficie abierta de 400 metros cuadrados máximos.

- Inditex ya ha abierto la mayoría de sus tiendas físicas en plena desescalada

- ¿Cuáles son las nuevas políticas de devolución de Zara y el resto de firmas?

Nuestra adicción por las prendas de la marca es de otro mundo. Tanto que el dejarse caer por uno de sus espacios físicos en el camino a la nueva normalidad puede que sea ya una aventura superada por muchas. Puede incluso que este se tratase de uno de esos planes que llevar a cabo en cuanto fuera posible. Tal y como lo es ahora.

El hecho de que una única planta y una reducida oferta estén disponibles de cara al público no ha sido un impedimento para que ya cientos de personas hayan experimentado lo que implica comprar más allá de la plataforma online durante una pandemia. Colas en la calle y también en el interior de las propias tiendas (un máximo de 13 personas), manteniendo la reglamentaria distancia de seguridad.

También geles desinfectantes habilitados en la entrada y en las cajas. Una única puerta acondicionada para la salida. Empleados con mascarilla y guantes. Cajeros desinfectando continuamente la superficie cliente tras cliente. Se podría decir que comprar ahora es un poco más cómodo. Quizá hasta un poco más personal.

Espacio habilitado para hacer cola dentro de una de las tiendas de Zara manteniendo la distancia de seguridad.  | D.R.

Como siempre, se puede pedir cualquier prenda que se desee aunque las secciones de caballero y niño han sido las que más han sufrido este gran cambio, pues no están presentes en todas las tiendas. Muy al contrario están disponibles en aquellas seleccionadas, como si de showrooms se tratasen.

No podemos negar que es un ambiente raro al que todavía nos cuesta acostumbrarnos. Pero las vibraciones son muy buenas. Y la seguridad es la mayor prioridad en estos momentos. Las tiendas cambian todos los días, por lo que un pantalón que ves hoy mañana probablemente ya no esté expuesto. Y al mismo tiempo que la plantilla se va incorporando al completo paulatinamente, los 'best sellers' también parecen seguir el mismo camino.

Sin duda, una nueva manera de seguir disfrutando del ocio e incrementado la economía. Eso sí, si decides pasarte por una de sus tiendas por primera vez, te ahorramos una de las preguntas más repetidas, y es que no, no están a la venta las mascarillas que sus trabajadores llevan. Al menos de momento.

 

Relacionados