Pantalón de pinzas fluido de Uterqüe (Precio: 79 euros). | D.R.

El pantalón de pinzas ahora es fluido y viene dispuesto a convertirse en básico del otoño

La sastrería se reinventa una vez más. 

Woman.es

El armario masculino ha sido más que nunca el punto de partida de muchas de las tendencias de este otoño. El estampado de cuadros, el trench, el chaleco, el cárdigan... son solo algunos ejemplos de prendas o motivos que nacieron como algo reservado en exclusiva para los hombres y que, afortunadamente, hace años que rompieron las etiquetas de género. 

A todas estas muestras podemos unir una más, el pantalón de pinzas, el cual viene esta temporada dispuesto a convertirse en un nuevo básico. 

En este caso no necesita obligatoriamente de una americana para lucirse en dos piezas sino que se vale por sí mismo combinado con jerséis, camisas o hasta camisetas. Y lo mismo ocurre con el calzado, acepta tan bien unos clásicos stilettos como unos botines, unas sandalias e incluso unas sneakers en cualquiera de sus versiones.

Y hablando de versiones, de estos pantalones también encontramos muchas pensadas para los meses de frío pero si hay una que nos ha conquistado especialmente es aquella que apuesta por una silueta más ancha y fluida.

Al igual que ha ocurrido con los vaqueros, donde los 'slouchy' y los 'mom jeans' se llevan la palma, aquí también las formas se han relajado para que sean las más amplias los que cobren protagonismo. 

Una vuelta de tuerca de esta pieza de sastrería para traerla a un terreno más cómodo y estilizador.