Vestido largo estampado de Oysho. | Oysho

Oysho quiere que pases todo el verano con este vestido estampado

Perfecto para una cita nocturna, un día de playa o hasta para ir a la oficina. El vestido largo que hemos fichado en Oysho se adapta a cualquier situación y sienta tan bien que no querrás quitártelo. 

Julia García

Del mismo modo que todos tenemos una canción que nos recuerda a cada verano, ocurre lo mismo con un vestido. Siempre hay uno que, cuando llega septiembre, nos damos cuenta que ha sido el mejor acompañante que nos podíamos haber echado para esas largas noches que no quieres que acaben, para esos aperitivos entre amigos, para esos paseos de media tarde o para esas jornadas de playa de las que tantas ganas teníamos. 

La mayoría de las ocasiones es uno diferente el que llevamos en cada uno de los contextos mencionados pero hay veces en las que uno solo puede englobar en exclusiva todo lo que le pedimos para que funcione. Es el caso del diseño largo, fluido y con escote de pico que hemos encontrado entre las novedades Oysho

Resulta ultracómodo además de favorecedor y, en la línea del que Tamara Falcó nos mostró hace unos días cuando acudió a disfrutar de la hípica en compañía de sus perros y unos amigos, este modelo logrará que vuelvas a amar los vestidos de estilo boho. 

Vestido largo estampado de Oysho. | Oysho

Decimos que querrás pasar toda la temporada estival con él puesto no solo por el confort que ofrece gracias a su corte amplio y su frescura al estar confeccionado en algodón, sino porque su bonito estampado floral sienta bien a cualquiera por ser alegre y discreto al mismo tiempo en tonos naturales. De hecho, este mismo dibujo tan sutil lo encontramos también sobre un bikini de la misma firma, otro de los motivos por los que se adapta a cualquier situación, incluida la de ejercer de kaftán para pasar un día frente el mar. 

Pero no creas que solo funciona en el terreno más desenfadado, puede ser también el eje de un look con el que ir a trabajar cuando el termómetro está en lo más alto en la calle pero el frío se adueña de la oficina por culpa del aire acondicionado. En Instagram hemos encontrado un look en esta línea que demuestra que, acompañado de una blazer blanca y un cinturón, el mismo vestido puede adoptar una estética completamente distinta. 

Una confirmación más del juego que pueden dar vestidos como este en la época estival hasta terminar convirtiéndose en nuestros favoritos. Este de Oysho está disponible en tres tallas y tiene un precio de 35,99 euros pero hay muchas otras opciones entre las que seguro encontrarás la que mejor se adapte a tus gustos y necesidades.