Bañadores de la nueva colección de Oysho. | Oysho

Oysho ha conseguido que volvamos a amar los bañadores retro

Entre nuestros fichajes de moda baño para este verano figura el nuevo lanzamiento de Oysho que, gracias a su estilo minimalista, nos ha conquistado por completo.

Julia García

Si algo nos gusta de esta época del año es que desde ahora y hasta bien entrado el verano nuestro radar está todo el tiempo despierto por lo que pueda ir apareciendo a nuestro alrededor en lo que a moda baño se refiere. Resulta imposible mantenernos ajenas a las distintas tendencias con las que nos vamos topando en nuestras tiendas favoritas y en las redes sociales.

Hace unas horas, por ejemplo, fichábamos gracias a Vicky Martín Berrocal un bañador color negro que realzaba la zona del pecho gracias a un escote con hebilla en forma de U que pasaba a ser la pieza perfecta para un look sobre el asfalto acompañado de unos vaqueros y una blazer y no solo servía como modelo para darte un chapuzón o tomar el sol. Pero es que ahora nos hemos quedado prendadas de un diseño muy distinto.

No es que en este aparezcan estampados salvajes, colores intensos o aberturas imposibles. Ni siquiera hay nada de aros, ni fruncidos o incómodos tirantes. El modelo del que venimos a hablarte porque nos ha enamorado es el más sencillo que podíamos esperar y es por eso precisamente por lo que nos encanta. Su tono sorbete y su diseño minimalista de escote cuadrado con braguita clásica, copa extraíble y goma elástica interior para facilitar la sujeción es todo lo que necesitamos esta temporada.

Bañador de estilo retro, de Oysho. | Oysho

Oysho es quien firma este bañador que acaba de poner a la venta en un suave gris lavanda con los bordes en blanco que está fabricado en un tejido a base de poliamida reciclada y que deja la espalda casi por completo al descubierto.

Lo mejor es su marcada estética retro, que es la misma que predomina en el resto de piezas creadas por la firma que varían en pequeños detalles para que puedas encontrar el que mejor se adapta a tus gustos.

Entre ellas destaca otro bañador en un delicado amarillo avainillado que aparece con los tirantes ligeramente más finos para darle un aire diferente y una serie de bikinis que se declinan en la misma paleta cromática predominante de tonos pastel pero que juegan con las braguitas -a elegir entre versión clásica o brasileña- y los sujetadores -uno de escote halter, otro de triángulo y otro a modo de top-.

29,99 euros es el precio de ambos bañadores mientras que los bikinis se compran por separado cada una de las piezas y se mueven entre los 17,99 euros la parte superior y 12,99 euros la inferior.