Macarena Gea con mono a cuadros y sombrero. | Instagram @macarenagea

En Oysho está el mono más cómodo para ir de viaje este verano

No importa si para llegar a tu destino tienes que coger coche, avión, tren, barco, tu maleta de vacaciones pide a gritos una prenda como esta. 

Julia García

Puede que ya estés leyendo esto tumbada sobre la arena de la playa pero, si te pillamos a punto de irte, esto te interesa mucho porque vamos a recomendarte una de esas prendas que necesitan un hueco en tu maleta de vacaciones. O mejor dicho, ni siquiera tienes por qué estar pendiente de reservarla un espacio concreto cuando prepares tu equipaje porque lo mejor es que directamente la lleves puesta teniendo en cuenta que puede llegar a ser tu mejor compañero para alcanzar tu destino. 

La comodidad y la frescura las tienes garantizadas con esta pieza y eso, cuando el calor aprieta, ya es suficiente garantía de que no vas a equivocarte con tu elección. 

Hay multitud de vestidos que cumplen estas funciones, también puedes optar por combinar unos shorts con una blusa vaporosa pero nuestra propuesta esta vez es un mono que aúna estos requisitos y le añade uno más: su estampado no puede ser más tendencia

Mono a cuadros de Oysho. | Oysho

Los cuadros vichy que tanto hemos visto esta época estival en las colecciones de nuestras tiendas favoritas son los que aparecen como protagonistas de este mono que alterna un tono topo con el blanco. 

Lo firma Oysho y, como ves, no nos equivocábamos en lo de que aporta máximo confort si tenemos en cuenta su corte amplio y el hecho de estar confeccionado en algodón. Además, al tener unos finos tirantes que pueden ajustarse con un lazo en la parte superior ayuda a llevar mejor los días en los que las altas temperaturas se vuelven insoportables. 

Está disponible en S, M y L -desde la tienda online avisan que ya quedan pocas unidades de algunas tallas- y su precio es de 25,99 euros.

Tiene una cosa muy buena a su favor este hallazgo que hemos hecho en el catálogo de la firma del grupo Inditex y es que combinarlo es muy sencillo.

Bastan unas sandalias planas y un sombrero para dar con el perfecto look veraniego, pero también puedes probar a llevarlo a modo de peto con una camiseta debajo y añadirle unas alpargatas o, para seguir utilizándolo cuando llegue el otoño, dejar que sea una camisa o un jersey el que aparezca como trío junto con unas zapatillas cerradas. Acepta de buen agrado cualquier compañero en clave informal y seguro que son muchas las formas que se te ocurren para demostrarlo.