Mayte de la Iglesia con vestido de Delpozo y pamela de Oysho. | Instagram @maytedlaiglesia

El look de invitada con sombrero de Oysho que te inspirará para tu próximo evento

Quién nos iba a decir que encontraríamos entre bikinis, pijamas y ropa de deporte el que sería el mejor complemento para ir a una boda. 

Julia García

En plena temporada de bodas como en la que nos encontramos no podemos evitar estar con los ojos bien atentos para ir fichando las diferentes propuestas con las que nos vamos topando. Solo de este fin de semana merece la pena que destaquemos lo bien que queda un discreto diseño tipo túnica si se acompaña de una llamativa gargantilla como hizo Sofía Palazuelo o lo elegante que puede ser optar por un conjunto de dos piezas en lugar de por un vestido siguiendo los pasos de Inés Domecq.

Pero es que haciendo un repaso por los looks de invitada de estos últimos días en las redes hemos podido sacar otra conclusión en claro y es que muchas veces no hay que rebuscar demasiado para dar con los mejores complementos. Basta simplemente con permanecer atentas y aprender a elegir porque puede que esté mucho más cerca de lo que imaginamos. 

El ejemplo claro está en este estilismo que tiene como accesorio clave un sombrero que es de Oysho. Hubiera podido añadir cualquier otro tocado más delicado con muy buen resultado y en cambio lo bien que queda esta pamela de rafia de la firma del grupo Inditex es alucinante. 

Parece increíble que entre tantos bikinis, prendas deportivas y ropa interior, la estilista y modelo haya podido dar con el que funciona -¡y de qué forma!- como guinda para un look 10 para eventos como el suyo compuesto por un exquisito vestido azul marino de Delpozo a juego con unos stilettos de Max&Co, un bolso rosa del sello español Unsarao y unos maxipendientes de Papiroga. Pero lo cierto es que lo ha logrado con tan buen resultado que se ha convertido en pura inspiración para nuestros próximos outfits de fiesta. 

Además, todo son ventajas si tenemos en cuenta que el uso de este tipo de sombreros no se limita a contextos formales como en el que acabamos de verlo en su máximo esplendor sino todo lo contrario, ya que es en una jornada de playa o en un 'bad hair day' cualquiera cuando más juego puede darnos. 

Solo hay una pega con respecto a la elección de Mayte de la Iglesia y es que no se trata de una pieza de la actual colección de Oysho ya que pertenece a un modelo de otra temporada, lo que significa que no podemos copiar de forma literal su elección. Eso sí, hay muchas otras alternativas con las que cumplir las mismas funciones con idéntico éxito.