@zara / INSTAGRAM

Compras con futuro

Nos adelantamos a la temporada que aún está por llegar para fichar las piezas con las que hacerse ahora y triunfar mañana

Laura García del Río | Woman.es

Una de vaqueros: Sesión doble

Ha renacido una estrella. Andy Warhol quiso morir con unos vaqueros puestos. Saint Laurent deseó haberlos inventado. Y Lagerfeld llegó a decir que «no existe la moda sin denim». Este tejido vuelve a ser objeto de culto de la mano de un 'remake' –porque los cortes son retro– que se presenta en 'total look' y protagoniza algunos de los desfiles de otoño-invierno más sonados. Incluidos el debut de Raf Simons en Calvin Klein y el bautizado como “periodo azul” de Maria Grazia en Dior.

Ver 7 fotos

Mocasines de largo recorrido

Tras varias temporadas subiendo a la pasarela, no pierden tracción. Es más, con el aval de firmas como Gucci –porque lo que dice Alessandro Michele va a misa y a la lista de superventas– están camino de convertirse en un básico y aunque los hemos visto con pelo y toda clase de excentricidades, los que permanecen inamovibles son los clásicos: de piel y ante, en colores neutros y con hebilla.

Paso seguro. Cansado de experimentos, el mocasín vuelve a tomar como referencia los modelos originales de los dandis y la 'jet set'. 

Ver 4 fotos

Camisas de once varas

Suma y sigue. Han sido el 'best seller' estival. Pero, lejos de cansarse de ellas, los diseñadores han querido dar continuidad a su historia. ¿Cómo? Si en las versiones que han triunfado este verano la deconstrucción era el hilo conductor, en otoño la trama se complica –aún más– con nuevos elementos: ricos encajes y transparencias, mangas globo cubiertas de volantes, cuellos con blondas y lazadas, chorreras y todo tipo de recursos dramáticos que evocan la era victoriana.

Es complicado. Lazos, cintas, aberturas, juegos de patrones... «Seguimos buscando formas de hacerla interesante», dicen sobre la camisa Laura Kim y Fernando García, el dúo detrás de la firma Monse, que ha hecho de esta prenda el principal argumento de sus colecciones.

Ver 6 fotos

Sandalias, triunfo cómodo

Atrás dejan el estigma de “zapato de turista”. Las Birkenstock (y derivados) se han abonado al primer puesto en el podio del calzado y no tienen intención de apearse. Ni siquiera con el cambio de estación. Para lo que se alían con las tendencias –de flores a detalles 'cowboy'– e incluso con un par de calcetines que hagan que la caída del mercurio no sea un problema para lucirlas fuera de la temporada estival.

Ver 4 fotos

Subir la media... de rejilla

Juego de piernas. Aunque son una solución recurrente para alargar la vida de faldas y vestidos en las estaciones frías, los 'panties' andaban de capa caída... Hasta ahora. Siguiendo el resurgir de la media semitransparente –obra del reciente fulgor ochentero– llega pisando fuerte la de rejilla. Y, aunque en su momento perteneció a las 'pin ups' y luego a los góticos y los 'punk', gracias a su habilidad de “reciclaje” los diseñadores nos la traen libre de connotaciones para darle un uso de lo más polivalente: con un vestido de bailarina como en Lanvin, o asomando entre una bota y un pantalón tartán, como en Desigual.

Ver 5 fotos

Chaqueta de náilon para la fase de adaptación

Antes de entrar en faena con abrigos de pelo y plumas, el vestidor echa mano del cortavientos para llevar a cabo un primer acercamiento al frío. Que elija esta prenda no es casual, sino consecuencia de una tendencia 'athleisure' que sigue cosechando victorias. Sirvan de prueba los desfiles de Sportmax, Kenzo y Lacoste.

Elena Miró, 209 euros.  | D.R.

Pendientes masivos y virales

No pierden gancho. En la era del 'selfie', FaceTime y Snapchat, son el accesorio que «hacen el look», dice la joyera Delfina Delettrez. Que el 40% de sus ventas las produzca este complemento lo evidencia. Pero si hasta ahora su apuesta era en singular, esta temporada vuelve a la pareja: «uno mini y otro maxi», defiende. 

Ver 4 fotos

Chaquetas al cuadrado

Poderoso sastre. La moda tiene un componente sociológico, y por ahí se justifica que la americana –de patrón amplio y cuadro galés, con doble botonadura y hombreras, para más 'inri'– vuelva a la conciencia colectiva de una industria de la moda más comprometida que nunca con la causa feminista. «Enfatizan el hecho de que la audacia, la acción y la modernidad que representan son conceptos sin género», dice la editora Vanessa Friedman de los modelos del desfile de Calvin Klein.

Manifiesto sartorial. Son tiempos agitados en el frente feminista y los modistos muestran su apoyo a la causa por vía del vestuario. De ahí que pongan en manos de la mujer el 'blazer' y todas sus connotaciones de poder. 

Ver 4 fotos

Deportivas en retrospectiva

Todo empezó con la Stan Smith de Adidas. Luego sería la Superstar y más recientemente la Nike Cortez. Si algo nos dice esta lista de reediciones superventas es que la nostalgia tiene tirón con los 'millennials'. Y los 80 han probado ser una década muy fructífera: de ahí salen –en concreto, de la primera entrega de “Regreso al futuro” (1985) – los modelos bota que llegan para este otoño.

Lo nuevo es viejo. El mercado de la zapatilla supera los 50.000 millones de euros, y detrás de esta cifra están los 'millennials' y el culto a lo 'retro', dicen en Forbes. 

Ver 5 fotos