Cara Delevingne ignoró el protocolo de etiqueta para la boda de "vestido de día y sombrero". La modelo optó por un sombrero de copa y un smoking. | Gareth Fuller

Cara Delevingne rompe el protocolo de la boda real de Eugenia de York y triunfa

Para tomar riesgos a la hora de elegir un modelo para una boda, es mejor ser modelo o tener una elegancia innata. Esto es lo que a hecho Cara Delevingne en la boda de Eugenia de York, palillo en la boca incluido. 

Woman.es | N.R.

La modelo británica arriesgó y triunfó en la boda real de de la princesa Eugenie de York. Cara Delevingne llegó a la capilla de San Jorge en el castillo de Windsor desoyendo por completo el protocolo exigido, "vestido y tocado" para las damas.

Cara apostó por el look más original y acertó con un esmoquin negro ajustado, con chaqueta decola y pantalones largos hasta los tobillos, ceñidos a la cintura con un fajñin. Sobre la camisa blanca de cuello lució una corbata con pequeños lunares blancos. El sombrero alto y los zapatos de tacón negro fueron los complementos perfectos para un look 10. 

La modelo aportó su dosis de dramatismo, con un palillo en la boca.

¿No es acaso el mejor look?  Está claro que es cuestión de actitud.

Todos los invitados a la boda

 

-->