El clásico 'tote bag' multiplica sus dimensiones. | Christian Vierig / GETTY

¡Alerta, tendencia!: los bolsos se llevan (muy) grandes

'Tote' grande, ande o no ande.

IVÁN AVELLO | WOMAN.ES

La calle ha hablado: entre los bolsos 'lady', las riñoneras, los modelos más pequeños (como el de colgar al cuello esbozado por Jacquemus que ya es un 'must' entre las más 'fashion') y los de pelo (cómodos y calentitos a partes iguales), hay uno que parece haberse convertido en el accesorio ganador del otoño: el XL. Y es que los bolsos multiplican sus dimensiones hasta límites insospechados para responder a una tendencia que gana adeptos por minutos. Será porque tiene la capacidad de romper un 'look' de una forma clara (es una buena manera de coronar conjuntos tanto de inspiración 'working girl' como otros creados a base de capas y más capas) o simplemente por su funcionalidad. Si es que hay mejor forma de llevar la casa a cuestas que con un modelo así.

Bajo el hombro y como bolso de mano es una de las formas de llevarlo. | Claudio Lavenia / GETTY

¿La mejor forma de llevar un bolso XL? Hay dos: colgado del hombro, como se ha hecho toda la vida, o bajo él y como si se tratase un 'clutch' de mano pero más grande, algo que visualmente estiliza pero que creemos que será de todo menos cómodo. 

Entre todos los estilos y estructuras, parece que el 'tote' y el 'shopper' son los que más van a vivir esta exageración de las dimensiones. Se fabrican en todo tipo de pieles y se finiquitan con borlas, bordados y hasta ornamentos de brillantes. Eso sí, el eterno negro es un clásico que nunca pasa de moda.

Ver 12 fotos

Lejos de a una tendencia que tenga los días contados, lo visto en las últimas semanas de la moda nos hace presagiar que nos espera un verano llenando los bolsos de cosas 'por si acaso'. Marni, Dries Van Noten o CDLM son algunas de las marcas que nos invitan a pasarnos el día en la tumbona en la playa con un bolso XL al lado. Que no sea por falta de espacio.