Blusa de Off-White, cuerpo de lentejuelas enrollado en la cadera de Greta Constantine. | Thiemo Sander

¿Quién dijo básico? La camisa se reinventa

Cansada de verse categóricamente relegada al fondo de armario, esta temporada salta a escena con nuevas siluetas, estampados, detalles y giros de tuerca. Y todo sin perder su versatilidad habitual. Aquí, cuatro versiones y una docena de formas de llevarlas.

Sandra Fernández | Woman.es

De otra Dimensión

Que Balenciaga fiche a Demna Gvasalia y Louis Vuitton colabore con la firma de skaters Supreme no es casual. hoy, la moda se aleja del patrón establecido en los talleres de sastrería y mira al 'streetwear' en favor de una libertad que se traduce en siluetas XL y una actitud desenfadada. Nuevas medidas a las que ni siquiera la camisa se mantiene ajena.

Camisa de popelín de Jil Sander, minifalda de malla de Versus. | Thiemo Sander

Mucha tela

Puede que el metraje se amplíe sin restricciones, pero el patrón se mide al milímetro: es lo que marca la diferencia entre una prenda grande a secas y una 'oversize' que siente bien. La clave consiste en mantener la proporción: las mangas XL se compensan con talles más ajustados y los diseños con vuelo, con un escote en V; y bastan unas aperturas estratégicas para dar movimiento a un bajo extralargo.

Ver 4 fotos

 Mantener las formas

La táctica habitual es combinar las prendas holgadas con otras ceñidas. Pero hay opciones complementarias: un fajín para marcar cintura o una pulsera para recoger una manga globo.

Fajín de Benetton (19,95 euros) y pasarela de Balenciaga. | IMAXTREE
Brazalete de Teria Yabar (32 euros) y pasarela de YDE. | IMAXTREE

A hombro descubierto

Desde el verano pasado, es la zona erógena en el punto de mira. Acorde a su afán de reinvención, la camisa busca la forma de seguir sacándole partido. Si hace un año era con escotes tipo bardot, ahora es con aperturas y botonaduras diagonales que dejan caer el cuello para lucir clavícula… y un nuevo 'sex-appeal'.

Camisa de algodón de Paul & Joe, vaqueros de Faith Connexion. | Thiemo Sander

Deconstrucción

Decía Chanel que "la moda es arquitectura", y los diseñadores ponen en práctica la lección con la blusa. Los pilares –el cuello, los puños, el algodón almidonado– se mantienen, pero añaden elementos, como aperturas y lazos, que le dan un giro y "una dualidad, ad hoc con el ritmo de vida actual, que permite llevarla de la oficina a una cena", dice Lisa Atkin, jefa de compras de Net-a-Porter.

Ver 5 fotos

Cambio de escenario

De origen masculino y pasado pijo, "la idea es sacarla de su hábitat", dice Marta Marques, la mitad de Marques’Almeida. Su propuesta: llevarla con trajes informales y toques femeninos. 

Bolso de Carpisa (39,99 euros) Bustier de Oysho (17,99 euros) Pendientes de Luxenter (24,90 euros) Pantalones grises de Sisley (59,95 euros) Pantalones negros de Trucco (49,95 euros) Babuchas de Mango (39,99 euros) | D.R

Darle otra vuelta

Son el detalle omnipresente en las colecciones de primavera: los volantes bailan en todo tipo de prendas y accesorios. Y la camisa no es una excepción. Más aún con los años 80 anclados en el imaginario de los diseñadores. Pero que nadie piense en el dramatismo de la serie 'Dinastía'. “La actitud es moderna”, dice Isabel Marant.

Blusa de Off-White, cuerpo de lentejuelas enrollado en la cadera de Greta Constantine. | Thiemo Sander

De doble dirección

Los modistos toman el volante, con dos destinos estéticos: el Upper East Side y su glamour a la americana, y la orilla izquierda del río Sena, con esa rebeldía que nunca pierde de vista la feminidad.

Ver 4 fotos

Elegancia Práctica 
El estilo de la jet set neoyorquina es referente constante para Michael Kors, que lo describe como "pragmático a la par que indulgente". Un look que revisita esta primavera, y en el que los tops con chorreras serían la parte lujosa y los pantalones palazzo y los tacones bajos, la funcional.

Camisa de popelín de Stradivarius (19,95 euros) Pantalones con banda lateral de Twin -Set (192 euros) Cinturón de cuerda de Easy Wear (12,99 euros) Mules de ante de Unisa (99 euros) | D.R

Bohemia Cosmopolita 
Como buena parisina y ex modelo, Isabel Marant habla con fluidez el lenguaje del chic francés: urbano y realista sin dejar de ser sofisticado, con toques románticos y también de 'femme fatale'. Lo que se traduce en blusas de seda vaporosas mezcladas con cuero negro y tachuelas. 

Camisa semitransparente de & Other Stories (69 euros) Pantalones efecto piel de Mango (39,99 euros) Bolso de Replay (89 euros) Sandalias de Manila Grace (314 euros) | D.R

Nuevas impresiones

Manipular el patronaje y los volúmenes no es la única opción. Los estampados son una técnica recurrente para dar una nueva personalidad a una prenda clásica. ya sea festiva, como hace Max Mara a golpe de palmera; inconformista, mezclando rayas y lunares, como en Stella McCartney; o reivindicativa, con mensajes superpuestos, como en Maison Margiela.

Camisa de popelín y pantalones cortos de Maison Margiela. | Thiemo Sander

Una infinidad de motivos 
Para gustos, los estampados. En vista del sinfín de opciones en la pasarela y las tiendas, habría que reformular el dicho. La razón de tanta variedad: "se trata de coger una pieza ya asentada en el armario, y volver a hacerla interesante", explica Aiken. Pero, aunque la oferta en prints es infinita, las formas de llevarla son dos: en look total, o mezclando.

Ver 3 fotos

Bien coordinado

Cubrirse de pies a cabeza en un solo print puede resultar abrumador. Los accesorios evitan la monotonía, pero mejor si se eligen dentro de la misma gama cromática.

Camisa (55 euros) y pantalones (69,90 euros) de Nice Things Bolso de Jo & Mr Joe en El Corte Inglés (49,99 euros) Sortija de Gloria Ortiz (29 euros) | D.R

Miscelánea

No es solo mezclar rayas y cuadros. También elegir un motivo, como las flores, y combinarlas en varios tonos y versiones. La clave es que haya un hilo conductor.

Blusa de algodón de Essentiel (125 euros) Falda pareo de Bimba y Lola  (140 euros) Bolso de Tous (89 euros) Alpargatas de Viguera (59 euros) | D.R

 

Tags:

camisas