Jessie Chanes con bañador blanco de Oysho. | Instagram @jessiekass

Olvídate de tus tops, este bañador de Oysho querrás usarlo con tus vaqueros

En color blanco, de escote halter, con la espalda al descubierto y estriado, va a ser el mejor sustituto a tus camisetas para llevar 24/7 lo que queda de verano. 

Julia García

Son muchos los bañadores que nos han enamorado este verano. Desde el clásico negro al que nos mantenemos fiel cada temporada hasta modelos en dos colores u otros que se llenan de fantasía con glitter o metalizados. Y aunque todos ellos nos encantan para disfrutar de una jornada de playa y piscina, la realidad es que no se pueden reutilizar como una prenda más para el día a día con demasiada facilidad.

No es el caso del que venimos hoy a hablarte. Buscando como estábamos una pieza que pudiera acompañar nuestros vaqueros, nuestras faldas o cualquier pantalón como si de un top se tratara, hemos fichado un bañador que hace las veces de body, lo cual es una maravilla. 

Con su diseño de escote halter sin copa y con tirantes anchos que dejan la espalda al descubierto por detrás, nadie creerá que se trata de una pieza de moda baño cuando lo lleves puesto. 

Lo hemos visto en su esencia, al lado del mar con un look canónico de esta época del año acompañado de una camisa larga y un sombrero gracias a la influencer Jessie Chanes, pero nos lo hemos imaginado creando el mismo efecto como si fuera uno de los básicos de cualquier armario. 

Es de la colección de Oysho y además de en un favorecedor blanco roto está disponible en un azul claro, en ambos casos en un diseño estriado y por 29,99 euros

- El conjunto de top y pantalón que nos ha conquistado

- No hay verano sin vestido largo y este es el que más nos representa

- El bañador vainilla más elegante

Detalle de la espalda al descubierto del bañador blanco de Oysho. | Oysho

Lo bueno de esta prenda, además de su versatilidad, es que es atemporal y eso garantiza que la compra esté bien amortizada durante varias temporadas. Un genial recurso que tener en el armario porque no habrá verano en el que no quieras sacarlo para meterlo en tu maleta de vacaciones y acompañarla de un pareo y unas sandalias.