Toda una maestra a la hora de llevar la falda plisada. ¿Su truco? Combinar texturas: lamé y lana. De 10.  Falda metalizada plateada de Loewe (cpv). | © Woman

Cómo se lleva la falda plisada y metalizada (como una celebrity)

Carmen Olalla | Woman.es

Hace ya un par de temporadas que la falda plisada en versión midi, es decir, bajo la rodilla, revolotea a nuestro alrededor. Aunque es la versión en lamé metalizado la auténtica estrella del momento, gracias a Gucci, Kristopher Kane o Proenza Schouler. Y para la próxima temporada será una de esas piezas imprescindibles que hacen que tu armario salte a una nueva dimensión. Pero no siempre es una pieza fácil de manejar, así que te damos algunas pistas sobre cómo llevarlas. Para que le saques todo el partido que tienen, ¡y es mucho!

Juega con los géneros. Porque se trata de la prenda preppy por excelencia y, si te pasas de femenina, puede resultar hasta cursi. Así que dale un aire nuevo y diferente combinándola con prendas y accesorios que, a priori, nadie pensaría que son sus aliados naturales. ¿Por ejemplo? Una camisa azul de corte masculino, unos zapatos de cordones, etc.

Mezcla texturas. Los lamés y, en general, cualquier tejido metalizado ha nacido para ser llevado de noche, así que para convertirla en una prenda apta bajo la luz del sol, necesitas bajarle el tono. ¿Cómo? Mezclándola con prendas de texturas menos refinadas, como el punto o el algodón, por ejemplo. Y si le sumas unas deportivas blancas, entonces será el remate definitivo.

Mejor, por dentro. La falda plisada es una pieza cool, pero también es cierto que no le sienta bien a cualquiera. Así que si no mides 1,70 m y tus piernas son delgadas como las de una gacela, ten en cuenta un truco fundamental: cuanto más ancha sea la cinturilla y más alto lleves el talle, más te estilizará.

¿Y de noche? También, claro. Si quieres darle un toque lady, no lo dudes: top lencero –otra de las estrellas de la nueva temporada– y taconazos. Y si buscas algo menos sofisticado súmale un top de punto negro o una sudadera. ¿Y qué tal con una sudadera de algodón?

Ver 6 fotos