Rosalía en los premios Billboard de la música latina. | Gtres

Rosalía, toda una estrella de Valentino en los Billboard de la música latina

La artista ha acaparado todos los flashes sobre la alfombra roja con un look de Alta Costura y sobre el escenario con su beso con Tokischa.

María Aguirre

"Sangría y Valentino, en el Palace y en el chino" cantaba Rosalía en su tema 'Aute Couture' que publicó en 2019. Quién le iba a decir a la artista que, apenas diez días después de causar sensación en el MET con un vestido inspirado en un mantón de Manila, dos años más tarde luciría no uno sino dos diseños de Valentino pertenecientes a la colección de Alta Costura para el otoño de este año que fue presentada sobre la pasarela el pasado mes de julio. 

Ha sido en la ceremonia de entrega de los Premios Billboard de la Música Latina en los que la catalana ha vuelto a demostrar que su paso por la alfombra roja nunca deja indiferente y menos cuando, como decíamos, su estilismo está compuesto por dos piezas tan especiales como las de color amarillo que ha lucido en esta ocasión. 

Por un lado, un vestido de escote asimétrico sin mangas que se ajusta a la cintura jugando con un sutil drapeado que, al igual que pudimos ver en el desfile de la firma en verano iba acompañado de unos guantes largos de ante en tono visón; y, por el otro, un abrigo extralargo, abierto, de manga corta, escote barco cuyo tejido provocaba un efecto óptico brillante. 

Rosalía con vestido amarillo de Valentino. | Gtres

Una coleta alta peinada de manera natural y un maquillaje en esa misma línea en el que destacaban los tonos tierra le dieron el empaque en materia beauty al look de Rosalía que posteriormente cambió por un sugerente vestido rojo repleto de aberturas para subir al escenario junto a Tokischa y poner al público a bailar al ritmo de su último éxito, 'Linda'

Una actuación que terminó con beso incluido entre ambas cantantes quienes, mientras entonaban aquello de "las amigas que se besan son la mejor compañía", quisieron emular el momento similar que Madonna y Britney Spears regalaron a sus fans en la gala de los MTV en el 2003. 

No podía ser de otra forma, y su momento musical que estuvo repleto de twerking, sonrisas y complicidad tras un atrezzo formado por unas piernas de mujer hacia arriba se convirtió en lo más comentado de la noche a pesar de que ninguna de las dos tuvieron la ocasión de recoger ninguno de los galardones.