Rihanna en la ceremonia de entrega de los premios NAACP. | Gtres

Si lo dice Rihanna ya podemos darlo por confirmado: el morado será el color del 2020

La artista ha lucido un vestidazo de Givenchy con el que ha disipado cualquier duda. 

María Aguirre | Woman.es

En la pasada entrega de los premios BAFTA fue Charlize Theron quien coronó muchas de las listas de las mejor vestidas de la noche tras aparecer sobre la alfombra roja desplegada en la Royal Opera House con un vestido plisado de Dior de un color tan intenso como sorprendente: el morado. Era esa una prueba de lo que las pasarelas ya habían dictado hacía tiempo, que era el hecho de que ese sería el tono llamado a ser el favorito de los meses siguientes. 

Así lo hemos ido viendo en las últimas semanas en diferentes estilismos -sirva de ejemplo el traje de Zara que nos descubrió Mery Turiel- pero, por si quedaba alguna duda, ha llegado Rihanna para confirmarlo. La artista se ha presentado en la gala de los NAACP Image Awards con un diseño de Givenchy en este inconfundible color, y ya se sabe que si es Riri quien dicta sentencia, no hay otra opción que obedecer. 

Rihanna con vestido de Givenchy cargado de volantes en color morado. | Robin L Marshall / GETTY

El de la creadora de Fenty es un vestido de Givenchy que es imposible que te deje indiferente. Su largo asimétrico -corto en la parte delantera y largo en la trasera-, su tejido plisado, sus mangas abullonadas y la espectacularidad de los volantes como si de los pétalos de una flor a punto de caerse se trataran, son solo algunas de las características que en un primer vistazo se identifican de esta pieza que la de Barbados escogió para recoger el galardón de honor otorgado por la Asociación Nacional para el Avance de la Gente de Color por su "innovadora carrera como artista y músico, pero también por haberse distinguido como una funcionaria pública estelar" debido a su compromiso filantrófico según indicaron los organizadores. 

Rihanna con vestido de Givenchy cargado de volantes en color morado. | Gtres

De hecho, más allá de su imponente look, lo mejor de esta ceremonia fue el reivindicativo discurso con el que Rihanna agradeció su premio: "Si hay algo que he aprendido es que solo podemos arreglar este mundo juntos. No podemos hacerlo divididos. No puedo enfatizar eso lo suficiente. No podemos dejar que la sensibilidad se filtre. El "Si es tu problema, entonces no es mío; es un problema de las mujeres, es un problema de los negros, es un problema de gente pobre...". Quiero decir, ¿cuántos de nosotros en esta sala tenemos colegas, socios y amigos de otras razas, sexos y religiones? Votación a mano alzada", dijo la multidisciplinar artista a los presentes tras dar las gracias a la asociación por haberle elegido merecedora de este homenaje.

Unas palabras que pedían la igualdad y que se llevaron los aplausos de todos los presentes en una noche en la que, como la propia Rihanna comentó, el objetivo no era otro que remover conciencias sobre lo que ella ve como "un propósito más grande" que el de ese evento porque, como afirmó después, si les gustas, "este también es su problema". 

Relacionados