Emilia Clarke en los Premios Bafta 2020. | Gtres

El perfecto vestido negro lo ha llevado Emilia Clarkle en los Premios Bafta

Sencillo, elegante y altamente sofisticado. 

María Aguirre | Woman.es

Decimos que el vestido negro es uno de los básicos por excelencia del armario porque puede salvarte del temido momento '¿qué me pongo?' en cualquier ocasión pero, precisamente esta etiqueta de comodín, muchas veces puede ser un arma de doble filo. 

Aburrido, soso o demasiado formal son algunas de las críticas que suele recibir esta pieza por parte de sus detractores, sobre todo cuando se lleva en un contexto que invita a la fantasía y una no elige la pieza adecuada. Algo que, por otra parte, es bastante habitual en el terreno de las alfombras rojas. Pero hay veces en las que sucede todo lo contrario y encontramos una de esas joyas con las que la moda nos recuerda por qué este vestido es y seguirá siendo el rey. 

El de Emilia Clarke en los Premios Bafta nos ha reconciliado con esa idea porque es absolutamente perfecto. 

Emilia Clarke con un diseño de Alta Costura de Schiaparelli. | GTRES

Y decimos que es perfecto por varias razones. 

En primer lugar por su diseño. De tirantes y escote redondo, es minimal como marca la tendencia, pero tiene repartidos una serie de bordados formados por pequeñas cuentas brillantes que es lo justo para no ser tachado de excesivamente sobrio. 

De hecho, precisamente ese mismo detalle nos lleva al segundo de los motivos por el que nos encanta que es lo bien que sienta. Su corte ajustado sin ser excesivamente ceñido y esas incrustaciones estratégicamente colocadas de las que hablábamos antes son las causantes de que sea uno de esos vestidos favorecedores 100% que se adaptan genial al cuerpo.

Unámosle el hecho de que no necesita grandes complementos para deslumbrar por sí mismo (Emilia, de hecho, solo ha necesitado unas altísimas sandalias de tacón y unos pendientes de piedras azules) y tendrás las claves de su éxito. 

Detrás de este diseño en crépe de seda está Daniel Roseberry, el director creativo de Schiaparelli desde el pasado mes de abril, y la pieza forma parte de la colección de Alta Costura que la firma presentó sobre la pasarela de París hace tan solo unos días inspirada en el movimiento surrealista que surgió en Francia tras la Primera Guerra Mundial y que abarcó el universo artístico y literario. 

Pero, sobre todo, este vestido pretende ser un homenaje al célebre vestido "esqueleto" que Elsa Schiaparelli creó en 1938 y que es todo un icono de la casa. 

Relacionados