Penélope Cruz a su llegada al New York Film Festival. | Gtres

Penélope Cruz reinventa el clásico vestido negro a base de lentejuelas y tul

La actriz ha brillado en el acto de cierre del New York Film Festival para recibir entre aplausos el estreno de la película Madres Paralelas. 

Julia García

Panélope Cruz ha vuelto a cruzar el charco, esta vez en dirección a Nueva York, para seguir la gira triunfal de presentación de su última película junto a Pedro Almodóvar, 'Madres paralelas'. 

La actriz madrileña, que además de dejar su sello en Cannes y San Sebastián levantó también en esta sucesión de festivales prestigiosos de cine la Copa Volpi en Venecia, ha encabezado la representación de 'Madres paralelas' en el Festival de Cine de Nueva York, evento celebrado en el Lincoln Center, en la orilla oeste de Central Park, que la producción española ha tenido el privilegio de cerrar. 

Para la ocasión, Penélope ha llevado a la alfombra roja uno de sus looks favoritos, especialmente en citas diurnas salvo excepciones como hace unas semanas en Donosti: un minivestido. Al igual que aquella noche en la bella ciudad vasca, la ganadora del Oscar ha vuelto a apostar por el brillo pero esta vez sobre una pieza de color negro en vez de plateada.

Penélope Cruz con minivestido negro de lentejuelas y cola de tul. | Gtres

La pieza es una creación original y elegante a partes iguales de su firma de cabecera, Chanel, un vestido sin mangas con dos apliques semitransparentes que parecen un añadido al ajustado cuerpo del vestido. Por un lado, la parte de los tirantes y parte superior del pecho y de la espalda, y por otro lado una franja horizontal en los bajos de la pieza. Ambas están decoradas con agrupaciones de lentejuelas negras en forma de flores, rompiendo completamente con la estética del resto del minivestido, formado por una capa tupida negra repleta de lentejuelas.

La sorpresa final del diseño está en su parte posterior, ya que está rematado con una cola de tul que sale de la cintura y cuelga en forma de cascada más allá de las rodillas, dando la impresión, visto de frente, que el largo del vestido es asimétrico. 

Unas espectaculares sandalias con un tacón de aguja imponente y joyería plateada, tanto el brazalete con una estrella de diamantes como los pendientes largos, han completado el outfit que Penélope Cruz se ha marcado en Manhattan, donde además ha vuelto a lucir un recogido que ya hemos visto en ella en más de una ocasión, un moño alto que deja suelto su largo flequillo, peinado en esta ocasión con raya a un lado.

No puede tener mejor embajadora en el mundo Chanel que la actriz española, a la que no le quedan ciudades glamurosas en las que brillar.