GTRES

Nuevos tiempos para Tommy Hilfiger

El gigante americano se inspiró en la iconografía del Titanic para presentar una colección femenina con aires vintage. Pero este desfile simbolizaba algo más, el nuevo rumbo de Tommy Hilfiger hacia el mundo digital. Que la orquesta no deje de tocar.

Olga Tamarit | Woman.es

Quizá los diseñadores norteamericanos tienen menos temores a los cambios, muy cercanos a la cultura pop y alejados de las grandes 'maisons' de costura de la vieja Europa. La cultura americana abraza tendencias y las incorpora en su bajage cultural sin apenas esfuerzo, no es casual el movimiento estratégico de Slimane a L.A. Pero si hay un diseñador estadounidense por excelencia, ese es sin duda Tommy Hilfiger.

Inspirado por el transatlántico más célebre de la historia, el Titanic volvió a realizar la travesía desde Southampton a Nueva York capitaneado por la nueva embajadora de la firma, Gigi Hadid, que defendió su papel con un vestido ligero de inspiración vintage e impecable estilo 'girl next door.'

Los motivos militares se fusionaron con el estilo marinero en pantalones, chaquetillas y 'trench' confeccionados en lana y cuero. Los vestidos, basados en patrones de los años 40, se inundaron de rayas, anclas, lazos y toda clase de motivos 'navy'. 

Destacaba la casi total ausencia de complementos, discretas coronas de cristales a juego de pendientes largos, algún clutch plateado y cintas al cuello. Los zapatos se llevaron con calcetines, un binomio en alza.

Una firma de alcance global como Tommy Hilfiger no puede - ni debe- obviar los profundos cambios que está sufriendo la industria de la moda, por ello el desfile se pensó como una acción poliédrica, donde 'bloggers', 'instagramers', 'influencers' y prensa estuvieron invitados para vivir la experiencia como una conversación dinámica, democrática y global.

Sin duda, aires de cambio soplaron en la puesta en escena del desfile de Tommy Hilfiger. Y sólo es el principio.

Ver 60 fotos