GTRES

Katie Holmes deja atrás sus looks más urbanos y se viste de novia con un diseño lencero

De manga larga y abalorios bordados por todo el tejido.

NATALIA MORÁN | WOMAN.ES

Como si de una verdadera novia de décadas pasadas se tratase, Katie Holmes ha seguido a rajatabla unas pautas teñidas de blanco en la que el corte midi era antes la única opción 'bridal' a seguir y a la que, además, ahora se añade un nuevo accesorio que ya ha conseguido destronar a los ramos y que ella no ha dudado en implementar.

Muy lejos de sus perfectos looks urbanos a los que últimamente nos tiene acostumbradas, ha dejado los básicos bien colgados en el armario para sustituir sus vaqueros más especiales por un vestido que nos resulta muy familiar en un acto por el Día del Cáncer de Mama.

¿Tú también tienes la sensación de haber visto antes este traje? Pues no estás nada equivocada. Y aunque el de la actriz sigue un patrón recto que no da vida a volúmenes, bien sigue los detalles que dictaban y remarcaban como romántico el vestido de novia de la cantante Ellie Goulding firmado por Chloe.

Así, de un impoluto blanco, mangas largas y cuello cerrado, ambos diseños cuentan con un juego de abalorios bordados a lo largo de todo el tejido, siendo el de Katie Holmes una versión más 'light' apta para cualquier noche en la que la característica "lencera" define a la perfección un vestido que además de ajustarse perfectamente al cuerpo permite una comodidad absoluta sin tener que preocuparse por absolutamente nada.

La actriz lució un diseño blanco y lencero para la gala contra el cáncer en Nueva York. | GTRES

Y aunque quizá el suyo se trata de un blanco más grisáceo y los abalorios toman forma de pequeños aros dorados dispuestos de forma aleatoria, aplaudimos tanto su nuevo estilismo por la gran elección de sus complementos. Un bolso de mano geométrico y unos salones de punta, ambos en un tono mucho más puro encargado de aportar más luz a un look que pasa a convertirse en uno de nuestros favoritos de la semana.

El más claro ejemplo de que, aunque el camel protagonice accesorios y sean estos una muy buena fórmula con la que combinar el blanco, es en un 'total white look' como el de Katie donde encontramos todas las pautas para recrear el mejor del otoño corroborando que los monocromáticos siempre serán los ganadores.