Irina Shayk, majestuosa en la gala MET 2019. | Jennifer Graylock / GTRES

¿Quién se atreve a ir a la gala MET con la 'cara lavada' (y doble escote) además de Irina Shayk?

El look 'camp' de Irina Shayk incluyó un vestido con escotazos pero combinado con un look beauty divino (y recatado).

Clara Hernández | Woman.es

Ya lo vimos en la alfombra roja de los Premios Oscar: los escotes traseros que dejan la espalda al completo (o casi al completo) al descubierto eran los nuevos reyes de eventos y photocalls aunque, en ese caso, la tendencia mandaba combinarlos con cuellos altos o perkins como los lucieron entonces Irina Shayk o Charlize Theron

Ahora, la primera de ellas ha vuelto a apostar en la gala MET por esa opción, de la que parece ser especialmente devota, pero con un 'twist': su traje de terciopelo azul marino no solo presentaba una amplio escote por la espalda, sino también por la parte frontal, donde bajaba hasta el ombligo. En ambos casos terminado en forma de pico y ribeteado por un mosaico de joyas.

Irina Shayk y su look de Burberry con doble escote en la gala MET.  | Doug Peters/STAR MAX/IPx / GTRES

El vestido, diseñado por Ricardo Tisci para Burberry, apostaba sin embargo por un cierto minimalismo austero pese a las hombreras, las largas mangas ligeramente abullonadas o los guantes que la modelo utilizó como accesorio. 

En una alfombra marcada por la extravagancia y la ostentosidad (con una Lady Gaga vestida por capas, que fue desenrollando, a la cabeza) Irina posó sin joyas (excepto la pequeña figura de su vestido) y sin distracciones para el rostro (el pelo iba tan pulido y recogido atrás, que por un momento parecía que la modelo se había cortado su melena bob y la había cambiado por un look capilar cortísimo y masculino).  Mira a continuación todas las imágenes: 

Ver 6 fotos

Tampoco el maquillaje era una distracción, sino más bien un jeroglífico en el que adivinar si Irina apenas se había maquillado o si, por el contrario, lo que lucía era un complejo trabajo de acabado perfecto en el que destacaba, precisamente, el afán por obtener un efecto 'no makeup' o de cara lavada (obviamente, era esto último). 

Aunque los escotazos no fueron los protagonistas de la gala, algunas de las asistentas optaron por ellos sin contemplaciones. Es el caso de Emily Ratajkowski, que lo unió a transparencias y a un tocado de diosa griega.  Mira todos los looks de la alfombra más exótica y espectacular del año:

Ver 116 fotos