Amanda Seyfried con mono de Miu Miu. | Instagram @elizabethstewart1

Amanda Seyfried convierte su look cabaret en uno de los mejores de la noche de los Critics Choice Awards

Un esmoquin de lo más especial con el sello de Miu Miu. 

María Aguirre

Mitad Greta Garbo, mitad Lizza Minnelli. De aquí parte la inspiración del imponente estilismo con el que Amanda Seyfried posó para la alfombra roja virtual de los Critics Choice Awards.

Al igual que Emma Corrin, quien se coronó como una de las grandes reinas de la noche gracias a un minivestido de Schiaparelli con escote en el centro y una impresionante colección de brillantes a su alrededor, la protagonista de 'Mamma mia' quiso cambiar de registro al mostrado en la ceremonia de entrega de los Globos de Oro. 

Entonces fue un delicado vestido de Oscar de la Renta en un suave tono coral repleto de flores que le rodeaba toda la parte superior del cuerpo el que le alzó como una de las más elegantes de la velada, mientras que ahora no había ni rastro de ese romanticismo primaveral. Ahora lo que marcaba la pauta era el homenaje que quiso rendir en cierto modo al personaje de Marion Davies que interpreta en 'Mank' por el que había sido nominada en la categoría a mejor actriz. 

No ganó el premio pero sí que consiguió volver a aparecer en el listado de las mejor vestidas gracias al especial esmoquin de Miu Miu en el que se enfundó compuesto por una blusa transparente que jugaba al mismo tiempo con las incrustaciones brillantes y un pantalón ajustado de talle alto.

Elizabeth Stewart, la estilista de la estrella, tenía muy clara la idea de lo que quería para Seyfried desde el primer momento y es por eso que el resultado ha sido tan espectacular. "Si este look fuera un cóctel, sería una parte de Greta Garbo en Berlín con dos partes de Liza Minnelli en Cabaret y agregaría una pizca de Charlie Chaplin", ha contado la artífice del estilismo en sus redes sociales. 

En las imágenes y vídeos que ambas han compartido de los momentos previos a la gala se pueden ver los detalles tanto del pantalón, en color negro, con pliegues a modo de fajín en la cintura y un pequeño corte en la parte baja que es ligeramente acampanada; como de la camisa, la cual juega con el cuello blanco y la pajarita en negro, así como una pequeña hilera de botones y una serie de cristales de Swarovski en cascada a la altura del pecho y salpicados por el tul negro de las mangas. 

Labios frambuesa, ojos con sombras metalizadas a los que se añaden pequeños destellos en el párpado inferior del ojo para ganar luz en el rostro y un trabajado colorete fue la elección del maquillaje, obra de Genevieve Herr para Lancôme. 

Una elección de productos que iba en sintonía con el sofisticado recogido bajo con marcadas ondas y un broche resplandeciente que lució como peinado tras ponerse en las manos de Renato Campora para reinterpretar la estética de la década de los 30 del siglo pasado que queda plasmada en la cinta 'Cabaret'. 

Stuart Weitzman firma los zapatos de tacón, Fred Leighton los pendientes y Jaeger-LeCoultre el reloj, los complementos escogidos por Amanda Seyfried para redondear uno de los looks más virales de esta 26ª edición de los famosos galardones que ella vivió desde la tranquilidad de su hogar rodeada de su marido Thomas Sadoskiy de sus dos hijos