D.R.

Teresa Helbig, quien no arriesga no gana

La diseñadora catalana se lanza con su primera colección 'resort'. 

Patricia Rivera| Woman.es

Momentos antes de que los siete mares de Teresa Helbig inunden la pasarela de la primera edición de Mercedes-Benz Fashion Weekend Ibiza, la diseñadora nos deja ver un pedacito de este crucero en el que se embarca por primera vez: "Atentos al look que abre el desfile, porque quizá es mi favorito", nos cuenta y nuestra curiosidad va en aumento.

Queremos saber más, queremos encontrar la diferencia entre el verano que nos propuso en el mes de septiembre en la edición de Mercedes Benz Fashion Week Madrid, y el que trae a la isla. Y eso lo conseguimos rápido. De los brillos, las plumas y la pedrería de 'Lets Dance', su colección Primavera-Verano 2017, pasamos a una propuesta más diurna, lo que ella llama el 'easy couture', donde el Mediterráneo cobra mucha fuerza y donde el espíritu de Ibiza en los 60 se hace notar de lo pies, -enfundados en botas de caña alta en ante de colores y repletas de margaritas- a la cabeza, -adornadas con sombreros 'navy'.  

El baile fue el hilo conductor de la colección 'Let's dance', para este verano, ¿cuál ha sido el de ‘Seven seas’?

La transformación que vivimos cuando estamos en un lugar donde sabemos que estamos de paso, donde podemos permitirnos riesgos y estéticas que en la ciudad nos cuestan más. Las vacaciones como un momento hedonista, festivo y de exploración.

’Seven seas’ está inspirada en el Mediterráneo, pero también tiene detalles atlánticos, tropicales, surasiáticos y californianos... ¿estamos hablando de una mujer viajera?

¡Claro! La helbigirl siempre tiende al mix & match, pero en este primera colección resort hemos querido arriesgarnos a hacerla un punto más joven, más gamberra, más de escaparse a medianoche por la ventana... 

¿Saber que la colección verá la luz en Ibiza ha influido en su creación?

No inmediatamente; ahora, viéndola en retrospectiva constato que siempre tuvimos en mente, desde el primer momento, influencias mediterráneas, ese paisaje austero pero muy bello de las Baleares, muy elegante en su esencia: cal, paredes blancas, madera, arcilla, molinos, establos, olivos... 

 

Has creado una colección que da prioridad a prendas cómodas, lo que llamas el ‘easy couture’, ¿en qué consiste? Y ¿cómo se consigue?

Mantenemos una máxima exigencia en los tejidos y la ejecución formal, pero relajamos las siluetas. Es una colección más diurna, más social. 

¿Cuál dirías que es la prenda clave de la colección?

Yo tengo una debilidad y soy muy pesada porque vuelvo a ella una y otra vez: el minivestido. Fue lo que definió mi adolescencia y mi juventud, fue lo primero que diseñé y fue un poco el ADN de los primeros años de Teresa Helbig. Debo mucho al vestido, aunque yo en el día a día sea más de pantalones y faldas.

A Teresa le gusta el riesgo, entendido como el atrevimiento a trabajar siempre con nuevos materiales: patchwork de pitón, malla metálica, rafia, cuero. Como probar nuevas técnicas de confección como la utilización de la impresión en 3D para crear el estampado de uno de los vestidos de 'Seven seas'. Porque aunque el ritmo de creación de esta colección haya sido frenético, (el equipo y la diseñadora ya ultiman la colección que presentarán en MBFWMadrid en septiembre), la innovación sigue siendo clave en el taller de Teresa Helbig.

 

 

Parece bordado, pero el dibujo aplicado sobre el tejido es silicona. Costura 2.0 para #helbigirls rebeldes ✊🏻 #MBFWIbiza

Una publicación compartida de T E R E S A H E L B I G (@teresahelbig) el

Y por si esto fuera poco se atreven con algo más: la bisutería. Las piezas que se vieron en la pasarela ibicenca son la primera incursión de la firma en este mundo y el resultado no pudo ser mejor. Piezas doradas y plateadas que juegan con las dimensiones y el movimiento, todo envuelto en esa esencia 'sixties' que impregna la colección. 

Ver 9 fotos