Debutó en la pasarela EGO en 2013 y en estos cuatro años, esta valenciana formada en el IED se ha convertido en una de las promesas con más futuro. Su colaboración con Nike la ha catapultado como valor seguro en la moda, y su creatividad no es incompatible con calidad: se ha formado con los mejores maestros en patronaje y sastrería. Ahora presenta su nueva colección para el próximo otoño-invierno 2017/18.  | D.R.

Pepa Salazar y sus 'residuos' de deseo

La diseñadora Pepa Salazar presenta una colección en la que aprovechamiento de los materiales es el leitmotiv. 

NATALIA HERMOSÍN|WOMAN.ES

Llegamos al Club Matador una hora antes del desfile. Al otro lado de la puerta se escucha la música y un taconeo que va de un lado a otro. "Estamos con las pruebas de sonido", nos dice un miembro del equipo una vez que estamos dentro. Pepa Salazar es una de esas diseñadoras jóvenes con un gran futuro por delante pero sobre todo con una visión de la moda muy particular.

En medio de la vorágine propia de los últimos momentos antes de la puesta de largo de una colección, Pepa nos recibe en uno de los salones de este exclusivo club madrileño de la Milla de Oro, convertido ahora en escenario urbano de la moda patria. Tiene la voz algo tomada y la mirada con esa mezcla de cansancio, nervios y emoción que cada seis meses se apropia de los creadores

Desfile Pepa Salazar otoño-invierno 2017-2018: Vestido transparencias. | Pepa Salazar

En esta colección, la diseñadora valenciana se ha sumergido en la reutilización y la apuesta por dar una segunda vida a los tejidos. Napas, potro o pelo rasado dan forma a piezas muy especiales marcadas con láser y otros tejidos como el lúrex brillante, el terciopelo, o la lana lo hacen a las siluetas de gabardinas, pantalones y camisas. Una propuesta urbanita en la que la temporalidad y la atemporalidad conviven en plen armonía. 

 

¿Cuál ha sido la inspiración para desarrollar esta colección?

El tema central es el aprovechamiento; intentar que los residuos parezcan otra cosa y se conviertan incluso en objetos que deseamos. Por ejemplo, una técnica que hemos utilizado ha sido coger restos de muestrarios de las pieles que tienen de cordero para componer piezas con ellas. Todas están marcadas con la temporada en láser, AW 17, porque al final la ropa tiene una caducidad que son seis meses. Sin embargo, en el resto de los patrones nos basamos en cosas que tengan un proceso interesante, más atemporal. 

¿Cómo te enfrentas al 'folio en blanco'?

Siempre empiezo con las siluetas porque lo que más me gusta es el patronaje. Intento desarrollar una técnica en cada colección que a mí me parezca interesante desde el punto de vista del patronaje. En esta, por ejemplo, ha sido una técnica centrada en el uso de tejidos. Normalmente hago maquetas en papel porque me gusta trabajar con formas geométricas, una especie de papiroflexia que después traslado a la tela. 

¿Cómo ha cambiado Pepa Salazar desde la primera vez que pisó la pasarela?

Creo que mucho pero sigo teniendo mis cosas reconocibles, como mi lenguaje. Pero siempre he intentado ponerme retos, como en este caso. Nunca me había atrevido a mezclar muchos materiales y en esta colección lo he hecho mucho. Desde mi primera colección a la última, aunque puedas ver algo en común, sí que se ve una evolución.

¿Tienes alguna prenda de esta colección que sea tu preferida?

Hay varias, aunque no sabría decirte con cuál me quedaría. Hay vestidos que van retorcidos, cuyo patrón en plano me parece muy bonito y me gusta mucho el resultado. Hay otros vestidos que sin embargo tienen un patronaje más sencillo pero que tienen mucha carga de materiales. 

Este año la pasarela estrena nueva directora. ¿Qué esperas de esta nueva etapa?

No la conozco personalmente pero estoy segura de que Charo Izquierdo hará un gran trabajo.

¿Qué destacarías de la moda española?

Creo que hay una generación de jóvenes diseñadores que aunque cada uno tenga su forma de hacer las cosas y su discurso, todos nos queremos y apoyamos bastante. Por ejemplo, hoy Mané Mané está conmigo en backstage y me ayuda a hacer los estilismos. Todos nos ayudamos mucho y eso se transforma en una energía que se ve. Me da mucha pena que David (Delfin) no esté desfilando, se le echa de menos. 

¿Crees que aún hay que hacer más cosas para tener proyección internacional?

Sí, claro que sí. No se cuál es la formula pero es verdad que no estamos en el punto de mira, por así decirlo. Sin embargo, en España sí que consumimos moda de fuera. ¿La solución? Ojalá la supiera. 

 

Ver 10 fotos

   

 

 

 

Tags:

mbfwm