El diseñador Alber Elbaz. | Pascal Le Segretain / GETTY

Muere el diseñador Alber Elbaz a los 59 años

El mundo de la moda despide a uno de sus grandes creadores, el que fuera responsable de la dirección creativa de Lanvin durante 14 años

Julia García

El que fuera responsable de la dirección creativa de Lanvin entre los años 2001 y 2015, Alber Elbaz, ha fallecido a los 59 años en un hospital de París.

Se desconoce la causa de la muerte del célebre creador que ha sido anunciada por Compagnie Financière Richemont. Esta compañía es la socia de AZ Factory, la empresa que él mismo fundó hace poco más de un año tras haber estado cinco años alejado del mundo de la moda. 

"Alber tenía una merecida reputación como una de las figuras más brillantes y queridas de la industria. Siempre me cautivó su inteligencia, sensibilidad, generosidad y creatividad desenfrenada. Era un hombre de excepcional calidez y talento, y su singular visión, sentido de la belleza y empatía dejan una impresión imborrable", ha expresado el fundador y presidente de Richemont, Johann Rupert, en un comunicado que recoge WWD. "Fue un gran privilegio ver a Alber en su último esfuerzo mientras trabajaba para hacer realidad su sueño de 'moda inteligente que se preocupa'. Su visión inclusiva de la moda hizo que las mujeres se sintieran hermosas y cómodas al combinar la artesanía tradicional con la tecnología, proyectos altamente innovadores que buscaban redefinir la industria", prosigue el empresario. 

Nacido en Casablanca, se mudó a Nueva York a comienzos de los años 80 y se convirtió en uno de los grandes nombres de la industria por ser el responsable de relanzar y rejuvenecer Lanvin de una manera increíble, pero antes había trabajado para Yves Saint Laurent, Guy Laroche y Geoffrey Beene, entre muchas otras. 

Suyos son diseños tan célebres como el vestido drapeado con el que Meryl Streep recogió su Oscar a la mejor interpretación femenina en el año 2012 por 'La dama de hierro' o muchos de los que han lucido intérpretes como Natalie Portman, Emma Stone o Julianne Moore.