Chiara Ferragni. | D.R

Chiara Ferragni se incorpora al consejo de administración de Tod's

Más de un 14% se han disparado las acciones de la empresa al conocer el sorprendente fichaje de la influencer italiana. 

Woman.es

Que Chiara Ferragni convierte en oro todo lo que toca es algo que no debería sorprendernos demasiado porque lleva ya muchos años haciéndolo. Sus 23,3 millones de seguidores en Instagram le avalan, como también lo hacen las increíbles cifras de facturación de su empresa, sus millonarios contratos publicitarios y su poder de convocatoria cuando logró recaudar casi 4 millones de euros el año pasado para la investigación contra la COVID-19.

Acaba de ser madre por segunda vez junto a su marido, Fedez, de una niña llamada Vittoria pero eso no le ha impedido continuar uniéndose a proyectos profesionales interesantes. El último de ellos ha pillado a todos por sorpresa porque se trata ni más ni menos que de su incorporación como miembro del consejo de administración de Tod's

La empresaria ya había trabajado con la marca en 2017 cuando ejerció de embajadora y creó una colección cápsula para ella, pero ha sido ahora cuando han decidido firmar un compromiso aún más importante en un estudiado movimiento por parte de la icónica casa italiana que tiene como fin acercarse a un público más joven

Anuncio de Tod's sobre la incorporación de Chiara Ferragni a su consejo de administración. | Instagram @chiaraferragni

Tal y como ha comentado Diego Della Valle, presidente de la compañía que es propietaria a su vez de firmas como Roger Vivier o Hogan, “El conocimiento de Chiara sobre el mundo de los jóvenes sin duda será muy valioso y nos acercará a los jóvenes”. 

Y tanto que lo es. Tan solo unas horas después de que se hiciera pública la noticia la empresa disparaba sus acciones en la bolsa de Milán más de un 14%. El movimiento, por tanto, ha sido muy aplaudido por los inversores y la junta directiva de Tod's, la cual está formada por quince miembros. 

Las últimas informaciones bursátiles apuntan a que la firma terminó el jueves con una capitalización de 945 millones de euros mientras que el viernes valía 1,042 millones, es decir, casi 100 millones más por el “efecto Ferragni”.