El desfile de Elie Saab en la semana de la alta costura de París | @eliesaabworld / INSTAGRAM

10 cosas que debes saber de la semana de la Alta Costura de París

Algunos de los vestidos más espectaculares del año, que probablemente veremos en la alfombra roja de los Oscars, los mejores looks a la puerta de un desfile, los momentos más divertidos o pasarelas que ni siquiera parece de alta costura. Te contamos todos los cotilleos de la semana con más glamour del año. Como si hubieras estado allí.

Carmen Olalla | Woman.es

 Un canto a la belleza en Valentino

Como debe ser. Y como todos esperábamos. Porque Maria Grazia Chiuri y Pierpaolo Piccioli nunca nos defraudan. Delicados, refinados, elegantes, vestidos bordados y cuidadosamente cosidos a mano que reflejan toda la herencia de la casa italiana. ¿Su inspiración? La tradición de sus talleres para sus vestidos blancos, negros o, por supuesto, rojos, con el toque justo de transparencia, y una segunda lectura para una parte de la colección inspirada en el Renacimiento italiano y los Medici, en Fortuny y en las bailarinas Isadora Duncan y Marta Graham. Una colección que nos hace pensar en princesas medievales, con sus exquisitos patchworks de terciopelo brocado y bordado. Un broche de oro para cerrar la semana.

Dog friendly

Cara Delevingne ha cambiado las pasarelas por las cámaras, y como accesorio it, se ha traído a su perro, Leo, el nuevo hombre de su vida, al desfile de Chanel. Así que, lo sentimos Choupette, ya no eres la mascota más in del momento, aunque seguramente, sigues siendo la que mejor te portas. Al perro de Cara se lo tuvo que llevar un miembro de seguridad, los nervios no le dejaban disfrutar del front row. Respira Karl Lagerfeld, solo fue un micromomento de gloria.  

Exótico Elie Saab

Un auténtico ‘momento’ princesa. Eso fue lo que el libanés mostró sobre la pasarela. Vestidos repletos de pedrería que transportan a un India repleta de imaginación y ensoñaciones. ¿El momento álgido? El de Anna Cleveland, que cerraba el desfile con un increíble vestido bordado en encaje inglés, en tonos rosas, y rematado con un sari como velo. El toque teatral necesario para cerrar lo que todo el mundo espera de un desfile de alta costura.

¿Esto es haute couture?

Lo sabemos, la alta costura se democratiza, se pone las deportivas y sale a la calle... Pero, ¿podemos llamar haute couture a lo que presentó Dior? Es cierto, muchas de nosotras nos los pondríamos. Y seguramente el equipo de diseño de la maison lo sabe, aunque Raf Simon ya no esté a los mandos. Sus faldas por encima de la rodilla, o en versión midi, los plisados, los tops joya y el espíritu de la femninidad de la casa Dior en cada poro, pero Costura, lo que se dice Costura, la verdad es que no parece...

Las mejor... y peor vestidas

¿El mejor día de estilo de las invitadas? Sin duda, el lunes, el ‘día grande’ de la semana. Kate Bosworth, exquisita con sus pantalones brocados y un chaleco de pedrería que debía pesar más que ella. Y, por supuesto, Olivia Palermo, impecable con su conjunto estampado. Ambas para asistir al desfile de Schiaparelli. Y Cressida Bones, sencilla e ideal, con su jersey de cuello alto y su mini negra. ¿Para olvidar? Los looks de Rita Ora, que en Versace y en Ralph Russo dejaban poco para la imaginación.

Gaultier y el exceso de los 80

Inspirándose en el mítico club parisino «Le Palace», Gaultier se sube al tren más noctámbulo y desenfrenado para dejarse llevar por el exceso. Abrigos de pelo, asimetrías, colores fuertes, estampados animales, prendas lenceras y tejidos de raso, todo vale si la diversión es buena y recuerda a los 80. Un alegre y espléndido homenaje a una de sus musas más queridas, la cantante Edwige Belmore, “el más bello ángel platino jamás conocido” aseguró el diseñador.

Versace y su desafío a la gravedad

Rosie Huntington-Witheley y Gigi Hadid, la estrella de su campaña de publicidad, fueron las encargadas de dar brillo al desfile. Rosie, dominaba la pasrela con un espectacular vestido azul en el más puro estilo Versace, es decir, con drapeados y asimetrías que sube el listón de lo sexy a límites estratosféricos. Como el traje pantalón de Gigi sobre la pasarela y sus transparencias estratégicas. A veces, cabe preguntarse cómo sus modelitos se sostienen sobre el cuerpo desafiando como hacen a la más elemental ley de la gravedad... 

Balmain, très chic

Vestidos muy cortos o muy largos, profusamente bordados, brocados y excesivos, casi transparentes o prácticamente victorianos. Para Olivier Rousteing nunca es demasiado y los extremos se tocan en sus desfiles como si fueran BFF. Y para demostrarlo, sobre la pasarela, Isabeli Fontana, Lily Donaldson y Alessandra Ambrosio fueron más que suficiente.

La casa de muñecas de Chanel

Si de algo puedes estar segura en un desfile de la 'maison' francesa, es que nunca te va a defraudar, al menos en la puesta en escena. ¿Y en esta ocasión? Tampoco. Un jardín sostenible y una casa de muñecas fabricada con materiales reciclados fueron los protagonistas absolutos del show, con permiso de Cara y Leo y, por supuesto, de las hermanas Hadid y Kendall Jenner, casi irreconocibles con los moños tipo ‘ensaimada’ que lucían.

¿Normal yo?

Giorgio Armani y su canto a la nueva normalidad protagonizaron en París uno de esas sorpresas que al diseñador italiano tanto le gustan: la presentación de la campaña 'New Normal' un día antes de su desfile con Armani Privé. ¿Cómo? Recuperando a cuatro tops de los 90: Nadja Auermann, Stella Tennant, Eva Herzigova y Yasmin Le Bon, fotografiadas nada menos que por Peter Lindbergh. “Quería 4 mujeres icónicas, con fuertes personalidades que mostraran que la belleza no tiene edad. [...] para mostrar unas prendas que ofrecen elegancia natural y la normalidad de la vida diaria.” Capito, querido Giorgio.