Fotografía: Cymbeline.

Los vestidos de novia con encaje... ¡son tendencia!

La temporada 2017 llega con un protagonista en los vestidos de novia: el encaje. Superpuesto, con transparencias o incluso en tonos plateados, no faltará en ninguna boda este año.

Rut Abadía | Bodas.net

El encaje estará presente en pequeños detalles, en el velo o incluso en la confección completa del vestido de novia. Los encajes más refinados, como el chantilly, con delicados motivos florales; el guipur, que puede incorporar pedrería; el encaje veneciano, que puede elaborarse con motivos tribales o geométricos; el encaje de Bruselas, hecho con hilo de lino o la blonda, con hilos de seda sobre tul, han servido de inspiración para la creación de las colecciones de los mejores modistos.

Corpiños entallados

El encaje es el acabado perfecto para corpiños entallados al cuerpo, tanto con tirantes como con escotes palabra de honor o corazón. Si eres bajita, es preferible que recurras a encajes con grandes figuras, ya que así equilibrarás tu imagen.

Faldas de encaje

La combinación también puede hacerse a la inversa: faldas de encaje con cuerpos de raso. El encaje en la cola crea vestidos de ensueño.

Combinados con gasa

El encaje armoniza a la perfección con otros tejidos, como la gasa. ¡Seguro que un corpiño de encaje con una gran falda de gasa de estilo princesa es el vestido con el que todas hemos soñado alguna vez! También combina muy bien con raso y satén.

Mangas de encaje

Si el encaje se utiliza en las mangas y el escote, la combinación de texturas con el resto de elementos del vestido creará un equilibrio delicado y atrayente. Las mangas de encaje pueden servir tanto en invierno como en verano, ya que transparentan el tono de la piel y crean figuras de fantasía sobre el cuerpo de la novia.

Detalles metálicos

Los vestidos blancos con detalles de encaje en hilo de plata y oro también van a crear tendencia esta temporada, con creaciones que recuerdan a las reinas y princesas medievales.

Un toque de romanticismo

El encaje también aporta un estilo romántico y vintage que convierte a la novia en la radiante protagonista del día más especial de su vida. Es adecuado tanto en vestidos formales como informales y cortos o largos, pues confieren sofisticación y dan a las prendas el toque de 'nobleza' que la ocasión requiere. Las novias más atrevidas pueden optar por vestidos de encaje completamente transparentes, que dejan entrever las curvas de las que quieren lucir tipazo.

Un poco de historia

El encaje empezó a utilizarse durante el siglo XVI en Venecia y, en un principio, estaba reservado a la ropa interior. Sin embargo, no tardó en salir a la luz y muchos diseñadores lo utilizan hoy en día en sus creaciones más sofisticadas, especialmente los modistos de ropa nupcial.

Ver 8 fotos

Quizás también te interese:

- Vestidos de novia para todos los estilos de boda

- Estas son las tendencias en vestidos de novia 2017

-  Alquiler de vestidos de novia: idea low-cost para tu boda 

Relacionados