Olympia von un zu Arco-Zinneberg y Jean-Christophe Napoleón ya son marido y mujer.  | DOMINIQUE JACOVIDES / BESTIMAGE / GTRES

El espectacular vestido de novia de Olympia von un zu Arco-Zinneberg en su boda con Jean-Christophe Napoleón

La condesa Olympia de Austria se casa con el heredero de Napoleón ante una selecta lista de invitados y el mundo entero suspira por su look nupcial, firmado por Oscar de la Renta. 

SILVIA VÁZQUEZ | WOMAN.ES

El mismo día que Rafa Nadal y Xisca Perelló se daban el 'sí quiero' en Mallorca y Jennifer Lawrence pasaba por el altar en Rhode Island, ambas bajo la más estricta intimidad, otra gran boda celebrada en Francia ha acaparado toda la atención internacional. Sí, hablamos del enlace entre Olympia von zu Arco-Zinneberg y Jean-Christophe Napoleón que son, respectivamente, descendientes de María Luisa de Austria y del emperador Napoleón Bonaparte. Sin embargo, este matrimonio no solo es noticia por su singular árbol genealógico y su exclusiva lista de invitados, sino también por el impresionante vestido que ha lucido la novia.

La bisnieta del último emperador de Austria ha llegado a la catedral de los Inválidos de París cogida del brazo de su padre, el Conde Riprand von Arco-Zinneberg, ataviada con un sorprendente diseño firmado por Oscar de la Renta que forma parte de la colección 'bridal' otoño 2019. Con una base de tul semitransparente, el vestido está confeccionado mediante bordados que recrean grandes hojas de helecho y cuenta con un elegante escote palabra de honor en forma de corazón. La novia ha añadido además una pequeña capa a juego para cubrirse los hombros durante la ceremonia, la cual encaja de maravilla con el delicado velo, que parte desde una tiara empedrada y se remata con los mismos motivos naturales del vestido. Las elegantes joyas y un gran ramo de flores redondean este conjunto que se ha ganado el aplauso internacional. 

Vestido de novia de la colección otoño 2019 de Oscar de la Renta.  | D.R.

Por su parte, el novio, conocido como el 'Príncipe Napoleón' por ser uno de los aspirantes a una hipotética corona francesa, ha escogido una chaqueta de frac en color gris oscuro que ha combinado con un pantalón de raya diplomática y una corbata satinada celeste. 

De esta forma, dos siglos después de que Napoleón I caminara hacia el altar en segundas nupcias junto a la princesa María Luisa de Austria, sus herederos han vuelto a unir los destinos de las casas Habsburgo y Bonaparte, escogiendo como escenario precisamente el lugar donde descansa el cuerpo del que fuera emperador galo. 

Olympia von un zu Arco-Zinneberg posa junto a su padre, con un impresionante vestido de novia de Oscar de la Renta. | DOMINIQUE JACOVIDES / BESTIMAGE / GTRES

Como no podía ser de otra forma, entre los asistentes ha habido una importante representación de la nobleza y la alta sociedad europea. Algunos de los invitados más destacados han sido Beatriz de York y su prometido Edo Mapelli Pozzi, Marie-Chantal, Pablo y Olympia de Grecia, Jaime de Marichalar o Christian de Hannover y Sassa de Osma, que una vez más ha sido la invitada perfecta gracias a su exquisito tocado.

Beatriz de York junto a su prometido Eduardo Mapelli Mozzi, en la boda de Jean-Christophe Napoleón y Olympia von un zu Arco-Zinneberg. | DOMINIQUE JACOVIDES / BESTIMAGE / GTRES
Sassa de Osma y Christian de Hannover, en la boda de Jean-Christophe Napoleón y Olympia von un zu Arco-Zinneberg..  | Schneider-Press/SIPA / CORDON