Shutterstock.

Trucos 'low cost' para ahorrar en tu boda

Sí, se puede organizar una boda preciosa con poco dinero. Hoy en día es muy fácil reducir el presupuesto con un poco de imaginación y planificación. Si quieres descubrir cómo, no te pierdas este práctico artículo. ¡Seguro que te sirve de inspiración! 

Rut Abadía | Bodas.net

Organizar una boda puede ser una experiencia estresante, especialmente si representa un esfuerzo económico importante para los novios. Si tienes un presupuesto ajustado y no quieres tener gastos extra, descubre cómo ahorrar sin necesidad de renunciar a nada.

Lo más importante es saber cuánto quieres gastarte, y no obsesionarte con lo que han hecho tus amigas o conocidas. El punto de partida es, pues, establecer un presupuesto que se ajuste al máximo a vuestra economía. Sin embargo, no está de más saber que la media de lo que gasta una pareja en España para organizar su boda son, nada más y nada menos, que 20 000 euros. Cuando te recuperes de la impresión, tranquilízate y piensa que estamos hablando de un término “medio”. Es decir, que hay quien puede gastar mucho más y también quien organiza su boda por muchísimo menos dinero. De hecho, se calcula que la mayoría de las bodas que se celebran en la actualidad cuestan menos de 6 000 euros.

Shutterstock.

Una boda es un evento excepcional, algo que esperamos que solo suceda una vez en la vida y que todos nuestros seres queridos desean celebrar con nosotros. Queremos que sea perfecta, que la decoración esté a la altura de las circunstancias y que la comida agrade a todos nuestros invitados. Sin embargo, el presupuesto de muchas parejas suele ser limitado. ¿Qué hacer entonces? Si necesitas recortar gastos a la hora de organizar tu boda, puedes plantearte cambios en algunos aspectos que no son importantes para todo el mundo. ¡No te los pierdas!

Efímeras.

Las flores

En una boda no pueden faltar las flores, aunque debes tener cuidado a la hora de elegir tu decoración floral, ya que puede resultar más o menos económica en función de tus deseos, Así, las peonías, gardenias y rosas pueden parecer una gran idea hasta que llega la factura. Por ello, lo mejor es que pidas a tu florista que te haga un cálculo de lo que costaría decorarlo todo a base de margaritas y azucenas, o incluso claveles. Solicita varios presupuestos antes de encargarlas en una tienda, pues no todas trabajan con los mismos precios. Recuerda además elegir flores de temporada, mucho más baratas que las demás.

Ernesto Naranjo.

Detalles y decoración

Servilletas personalizadas, etiquetas para el vino, regalitos para los invitados, carteles indicativos confeccionados por un diseñador... Todo eso está muy bien y da un toque “profesional” a tu boda, pero, ¿de verdad es necesario? Algunas parejas se gastan mucho dinero en detalles que probablemente pasarán desapercibidos por la mayoría de los invitados, que lo que de verdad quieren es disfrutar de una buena comida, de bebida, de baile y de diversión. Si no queréis renunciar al detalle para los invitados, aseguraros de que se trata de algo verdaderamente útil o volveréis a casa con docenas de perritos de porcelana que se han quedado abandonados en la mesa del banquete. En el portal de Bodas.net encontraréis propuestas en todo tipo de estilos y a unos precios muy variados. Imposible no encontrar alguna que encaje con vuestros gustos personales y con vuestra economía.

Shutterstock.

El vestido de novia

No te canses de buscar el vestido que realmente puedes permitirte. La oferta es amplísima, por lo que seguro que puedes encontrar tu traje ideal a un precio razonable. Además, al final de cada temporada, las casas de vestidos de novia suelen ofrecer los vestidos de la temporada anterior a un precio más bajo. Puedes ahorrar mucho dinero si buscas bien.

D.R.

El banquete

Esta suele ser la partida más cara del presupuesto de una boda. Un banquete puede ser tremendamente costoso, dependiendo del lugar y del número de invitados. Si vas a celebrarlo en un hotel, es preferible que lo hagas en temporada baja o en un día entre semana. Los precios serán mucho más económicos. Asimismo, organizar un banquete nupcial tipo bufet puede resultar algo más barato que la comida o cena tradicional. Pero si realmente queréis ahorrar en esta partida lo mejor es que os decantéis por un cóctel. Es la opción más sencilla a la hora de organizar el banquete de boda pero también las más económica. 

Links:

Cómo encontrar vestidos de novia baratos

Regalos de boda baratos: grandes ideas

Cómo decorar invitaciones de boda caseras