Fotografía: Life & Love.

Trash the Dress, el reportaje postboda de moda

La moda Trash the Dress consiste en hacer un reportaje de fotos después de la boda, en el que el vestido de novia es el gran protagonista. Se trata de una sesión fotográfica en la que los novios se encuentran en situaciones y lugares insólitos, donde es muy fácil que el vestido se ensucie.

Rut Abadía | Bodas.net

Novias sin miedo

En inglés, Trash the Dress significa, literalmente, “destroza el vestido”. Este tipo de reportaje se llama también e arless bridal (novias sin miedo) o rock the frock. No tiene nada que ver con las fotos de boda formales que se realizan el día de la ceremonia. Son fotos fashion o con glamour, que pueden hacerse en la playa, el campo, lugares emblemáticos de vuestra ciudad, un bosque, la copa de un árbol… En el portal de Bodas.net encontraréis fantásticas propuestas, tan románticas como divertidas.

Entornos insólitos

La idea es sacar el máximo partido al vestido de novia, de forma que luzca en todo su esplendor en contraste con un entorno insólito. Por eso este tipo de imágenes se toman días después de la boda, ya que en algunos casos el vestido puede llegar a estropearse irremediablemente si la novia se expone a situaciones extremas, como saltar a un río desde una roca o trepar por una montaña.

Sácale partido a tu vestido de novia

Teniendo en cuenta lo que puede llegar a costar un vestido de novia, es normal que muchas personas se nieguen a realizar este tipo de reportaje fotográfico. Pero lo cierto es que es muy probable que el vestido no se vuelva a usar nunca más, y una sesión de Trash the Dress puede sacarle mucho partido y conseguir unas imágenes espectaculares.

Fotografías personalizadas

El fotógrafo intenta reflejar la personalidad de los novios, que después de la boda estarán relajados y habrán podido descansar. La idea es divertirse y dejarse llevar para obtener imágenes espontáneas y únicas.

Diversión y relajación

El día de la boda, la novia se preocupa constantemente porque su vestido esté impecable en todo momento. En camb io, las sesiones T rash the Dress son mucho más relajadas, ya que puedes ensuciarte, mojarte y arrugar el vestido sin preocuparte por lo que piensen los invitados.

Tiempo

Además, para conseguir una buena foto hace falta tiempo, algo que escasea el día de la boda. Por lo general, estas sesiones suelen durar unas dos horas como mínimo, por lo que pueden realizarse en diversos lugares y os permiten divertiros de lo lindo: corriendo, saltando, riendo... Cuanto más tiempo tengáis, mejores fotos pueden salir.

Desmelenaros

Hasta las bodas más inconformistas tienen un alto grado de formalidad: peluquería y maquillaje, cuidados, velo, ramo de flores… En la sesión Trash the Dress todo es diferente. La idea es que las fotos reflejen vuestra personalidad, por lo que las novias se suelen peinar y maquillar ellas mismas. Puedes ponerte sombreros, collares, tus botas favoritas o ir despeinada. Todo vale.

Ver 8 fotos

Quizás también te interese:

- Cómo encontrar tu fotógrafo de boda en Madrid

- Los mejores fotógrafos en Barcelona para tu boda

- Fotógrafos de bodas en Sevilla. ¡Elige el tuyo! 

Tags:

bodas