Amalgama Fotografía.

Cómo sorprender a la madrina... ¡y a la madre de la novia!

Tradicionalmente, en España la madrina suele ser la madre del novio. Tanto para ella como para la tuya, la madre de la novia, el día de vuestra boda será uno de los más importantes de su vida. ¿Queréis hacerlo inolvidable? Estas ideas os ayudarán.

Rut Abadía | Bodas.net

Haced que se sientan importantes

Recordad que para ellas es un día muy emotivo. Así que no dejéis de estar por ellas, prestadles atención, averiguad si están bien y si necesitan algo. Justo antes de dar el 'sí, quiero', buscadlas con la mirada y hacedlas sentir cómplices del momento que estáis viviendo y del paso tan importante que estáis a punto de dar. ¡Se sentirán súper importantes!

Shutterstock.

Escríbele una carta

Ahora que vas a empezar una nueva vida, dile todo lo que sientes. Escribe sobre tus recuerdos más queridos, expresa lo mucho que la quieres y agradécele todo lo que ha hecho por ti a lo largo de estos años y porque gracias a ella te has convertido en una magnífica persona. Guardará esta carta como un preciado tesoro. También puedes optar por dejarle un mensaje de cariño en el espejo, en una pizarra, junto con el desayuno... Cualquier cosa que no se espere y donde le digas lo mucho que significa para ti.

Incluid su canción favorita en vuestra playlist ¿Les gusta el soul, el rock o el flamenco? ¿Tienen una canción favorita, una que se saben de memoria o que les trae un recuerdo especial? Haced que suene en vuestra fiesta y aprovechad el momento para sacarlas a bailar o darles un regalo especial que hayáis preparado para ellas.

Amalgama Fotografía.

Un ramo de flores para ellas

Encargad un ramo especialmente diseñado para las dos madres y entregádselo antes del banquete o bien antes de servir la tarta nupcial. Esto las hará sentirse protagonistas porque todo el mundo desviará su atención hacia ellas.

Haced un discurso

Después de los brindis podéis pedir silencio para pronunciar unas palabras y dar las gracias a vuestras madres por lo mucho que os han ayudado tanto durante la organización de la boda como a lo largo de toda vuestra vida. Expresadles vuestro cariño. Es posible que se escape alguna lagrimita. ¡A ellas y a vosotras!

Pedro Zamorano.

El vestido de novia de tu madre

Si tu madre conserva aún su vestido de novia y nadie lo va a usar, puedes pedirle que te deje cortar un trocito de encaje para hacerte una muñequera, un broche o un lazo. Será una forma emotiva de que sus recuerdos te acompañen durante todo el día. También puedes utilizar un retal del vestido para anudarlo alrededor del ramo de novia. Una bonita manera, en cualquier caso, de tener a tu madre cerca y de compartir con ella todo lo que estás viviendo.

Una joya personalizada

Un colgante, un anillo o una pulsera con la fecha de vuestra boda grabada será un regalo espléndido para vuestras madres, que lucirán con orgullo y conservarán con cariño durante toda su vida. ¡No hay nada más grande que una madre!

Shutterstock.

Agradéceselo con un spa

Las madres suelen trabajar mucho para las bodas de sus hijas, y seguro que el estrés de los días previos a la celebración también les acaba por pasar factura. ¿Por qué no regalarles una estancia en un spa con su pareja? Es la solución ideal para relajarse y hacer un break entre la vorágine de la boda y la vuelta a la vida cotidiana.

Quizás también te interese:

- Vestidos de madrina: todas las colecciones de los diseñadores de fiesta

- Regalos de boda con encanto para madres y madrinas

- Ideas para regalos de boda baratos