Fotografía: Catering Marisol.

Pon un candy bar en tu boda. 7 ideas irresistibles

Además de endulzar la fiesta, el candy bar es fantástico para que familiares y amigos se deleiten con pasteles y chuches en cualquier momento. Hay empresas especializadas en montar el corner más dulce de vuestra boda que dejará a los invitados asombrados por su originalidad. Pero si queréis prepararlo vosotros mismos, aquí os dejamos algunas ideas. Solo es necesario dejar volar la imaginación.

Rut Abadía | Bodas.net

En la variedad está el gusto

Muffins, brownies, merengues, gominolas, nubes, piruletas, cupcakes, pasteles, chocolatinas... No os limitéis a ofrecer una sola clase de dulce, ya que quizá haya personas a las que no les guste. Intentad que la oferta sea lo más variada posible, sin olvidar a los niños, que serán los principales admiradores de este rincón de la fiesta. Pensad también en las personas con necesidades especiales e incluid algunas delicias para diabéticos, o confites y chucherías sin gluten ni lactosa para intolerantes.

Decoración e iluminación

El candy bar os permitirá crear un rincón lleno de magia y color. Es muy importante que se encuentre en un lugar bien iluminado para que no pase desapercibido. Podéis decorarlo de acuerdo con el estilo de vuestra boda: clásico, rústico, hippie, moderno... Utilizad un color predominante, como el rosa, el rojo o el verde, o bien convertidlo en un arco iris multicolor.

Piezas pequeñas

Los cake pops, macarons y bombones son ideales para las mesas de dulces, porque son fáciles de coger y comer. En cambio, los pasteles que haya que cortar no son una buena opción, ya que es fácil mancharse y es posible que se formen colas. Así que si os decidís por poner pasteles, presentadlos ya cortados sobre una pieza de papel vegetal para que cada comensal pueda coger un trozo y llevárselo fácilmente.

Contenedores y recipientes

Los bols y bomboneras de cristal son ideales para colocar los dulces, ya que estarán a salvo de caídas y permiten ver todo su contenido, lleno de color. Pero si vuestra boda es en el campo o de estilo rústico, utilizad bandejas y recipientes de madera. Para enlaces junto al mar buscad recipientes de colores azules y blancos, con motivos marineros. Incluid también algunas botellas de zumo o licor de colores brillantes.

Que no sobre nada

Es muy difícil calcular la cantidad de dulces que se consumirán durante la fiesta, así que mejor que sobre. Pero si no queréis llegar a casa con un cargamento de azúcar, regalad a vuestros invitados unas bolsitas o cajitas en las que puedan llevarse las chuches que hayan sobrado. ¡Los niños se llevarán una gran sorpresa cuando vean que pueden quedarse con parte del festín!

Mensajes y etiquetas

Para dar un toque personal al candy bar, cread etiquetas a juego con la decoración de la fiesta identificando cada tipo de dulce. También es el lugar ideal para dejar mensajes positivos que alegren a los invitados, como “Gracias por endulzarnos la vida” o “La vida es más dulce junto a ti”. Si habéis diseñado un logo para vuestra boda, no os olvidéis de usarlo en las etiquetas de los recipientes o en los cartelitos informativos.

Cuándo montarlo

Cualquier momento es bueno para comerse un dulce y preparar una candy bar es bastante laborioso, por lo que lo ideal es que los invitados ya se lo encuentren montado al acabar el banquete. Seguro que durante la fiesta vuestros familiares y amigos darán buena cuenta de su contenido, por lo que conviene además que esté ubicado cerca de la zona de baile. Podéis utilizar una mesa de grandes dimensiones o bien recurrir a los típicos carritos con ruedas. Con cualquier opción tendréis el éxito asegurado.

Ver 10 fotos

Quizás también te interese:

- Fincas para tu boda en Madrid

- Lugares con encanto para tu boda en Barcelona

- Encuentra tu finca de boda en Valencia

Tags:

bodas