Fotografía: Mas Maig.

Cómo organizar un buffet para tu boda

¿Quieres que en tu boda se sirva una gran variedad de platos y que tus familiares y amigos elijan lo que desean comer en cada momento? El buffet es una estupenda elección. Bien organizado, puede ser tan elegante como un banquete. Y al no existir asientos asignados, vuestros invitados se podrán relacionar libremente entre ellos e interactuar con total comodidad. Para aseguraros el éxito, solo tenéis que tener en cuenta algunos detalles.

Rut Abadía | Bodas.net

Al aire libre o en el interior, un buen buffet es la elección perfecta para que todos los invitados disfruten de la comida. Los restaurantes especializados en este tipo de banquetes os ofrecerán infinidad de posibilidades que convertirán vuestra boda en un evento muy especial. En el portal de Bodas.net encontraréis una amplia lista de establecimientos donde celebrar un banquete de estas características.

Fotografía: Shutterstock.

Distribución del buffet

Es aconsejable que se disponga un buffet de entrantes fríos y otro de platos calientes. Entre los primeros se suelen incluir embutidos, tortillas, ensaladas, cócteles, quesos, jamón, salmón ahumado, sushi... Por su parte, las cazuelas calientes permiten servir arroces, carnes, pescados, pasta o, incluso, fideuá. Es mejor no incluir sopas ni carnes difíciles de cortar. A la hora de decidir el buffet, elegid recetas de diferentes colores, sabores y texturas. Os aseguraréis así que hay platos para todos los gustos. ¡Y no os olvidéis de los postres ni de los dulces!

Espacio para los invitados

Los invitados se moverán de un lado a otro para elegir sus platos preferidos y tendrán ocasión de conocerse y charlar entre ellos. Pero el que sea un buffet no significa que tengan que comer de pie. Aseguraos de que hayan mesas, sillas y taburetes para todos. La fiesta va a ser larga y, de este modo, todo el mundo se sentirá cómodo.

Fotografía: Shutterstock.

Decoración

Podéis decorar las mesas del buffet a juego con las de los invitados, ponerles velas o flores secas, y utilizar recipientes decorativos para servir la comida. También es importante que haya carteles que indiquen qué contiene cada bandeja y que el diseño de los mismos guarde relación con el estilo de la boda: rústico, elegante, moderno, clásico…

Servicio

Las mesas pueden estar puestas o, si lo preferís, podéis colocar en cada estación o puesto de comida fijo los cubiertos que los invitados necesitarán para degustar esas especialidades. Otra opción es que los camareros los sirvan junto con cada plato. Sea cual sea la opción elegida, es importante que el buffet esté cerca de las mesas de los invitados para evitar que tengan que caminar en exceso.

Fotografía: Convento del Carmen.

Cantidad y precio

Aunque en un buffet puede resultar algo difícil calcular la cantidad de comida necesaria en función del número de invitados, es importante que haya suficiente y que sea lo bastante variada para que nadie se quede con hambre y encuentre cosas de su agrado. Al acabar, podéis pedir al restaurante que envase la comida restante y la repartís entre vuestros invitados o bien la donáis a un centro de beneficencia. En cualquier caso, un buffet siempre resulta más económico que un banquete.

Quizás también te interese:

- Dónde celebrar un buffet de boda en Madrid 

- Espacios para tu buffet de boda en Barcelona 

- Fincas de Sevilla para tu buffet de boda 

Tags:

bodas