Fotografía: Shutterstock.

Organizar la boda: cómo ajustarse al presupuesto

A la hora de empezar a organizar la boda, debéis tener muy claro cuánto queréis gastaros en total, estableciendo un presupuesto general que conviene dividir entre los diferentes conceptos: banquete, vestido de novia, traje de novio, regalos a los invitados… Lo ideal es tratar de ceñirse al máximo a lo acordado, aunque si os pasáis en algún apartado siempre podéis mirar de recortar en otro. Para ayudaros a salir airosos de esta tarea, tened en cuenta estos prácticos consejos.

Rut Abadía | Bodas.net

Según estadísticas recientes, el coste medio de una boda en España es de 20.000 euros. Esto incluye gastos de ceremonia, banquete, fotografía, peluquería y estética, trajes de los novios, invitaciones, detalles, flores y decoración, músicos, transporte, joyas y viaje de novios. Si contáis con un presupuesto reducido o simplemente queréis ahorrar, podéis recortarlo preparando vosotros mismos las invitaciones, confeccionando el ramo de novia, pidiendo a un amigo que se encargue de la música, alquilando el traje de novio, comprando el vestido de novia en un outlet o sustituyendo el banquete tradicional por un cóctel. Está claro que existen muchas maneras de disfrutar de la boda de vuestros sueños sin gastar en exceso. Lo importante es establecer unas prioridades claras y tener claro a qué no queréis renunciar.

¿Cómo mantener el presupuesto a raya?

En el portal de Bodas.net podéis descargar una aplicación gratuita que os permitirá prever todos los gastos e ir anotando los precios de cada servicio que contratéis. La app puede ser compartida, entre el novio y la novia, y así cada vez que uno de vosotros anote un gasto quedará registrado en el presupuesto común. Es muy útil y os permitirá adaptar la boda a vuestro bolsillo. Las wedding planner también pueden resultar de gran ayuda a la hora de ajustar el presupuesto. Gracias a su experiencia, os advertirán de algunos gastos que aparecerán y que no tenéis contemplados. Y son especialistas en encontrar excelentes proveedores que os permitan conseguir lo que estáis buscando sin gastar en exceso.

Fotografía: Shutterstock.

La boda más cara no es necesariamente la más bonita. Encargaros vosotros mismos de preparar los regalos de los invitados o de decorar el lugar de la ceremonia no solo os puede suponer una importante reducción del presupuesto, sino que estaréis personalizando al máximo vuestro enlace y os aseguráis de que todo estará a vuestro gusto.

Prioridades

Los novios son los que deciden en qué quieren invertir su dinero. Sin embargo, es recomendable pensárselo bien dos veces antes de hacer cualquier gasto: ¿de verdad son necesarias esas velas de diseño? ¿Aporta algo a mi boda comprar fundas para las sillas?

Fotografía: Shutterstock.

Nosotros recomendamos que se priorice la comida, la bebida, la fotografía y la luna de miel. Son los elementos que hacen de una boda una celebración única tanto para los novios como para los invitados, que quieren pasarlo bien y disfrutar de una buena cocina. La fotografía es un recuerdo para toda la vida, y por eso debe tener calidad.

Por último, pero no menos importante: no olvidéis destinar una parte del presupuesto a gastos inesperados. Como hemos dicho otras veces, es muy difícil que todo salga según lo previsto, y es fácil no haber previsto de antemano las tasas que hay que pagar para casarse, el precio del visado del viaje de novios o ese invitado que se apunta a última hora.

Quizás también te interese:

- Calcular tu presupuesto de boda

Tags:

bodas

// Outbrain