Nina Flohr y Felipe de Grecia el pasado verano. | Instagram @ninaflohr

La novia de la que todo el mundo habla en Instagram es Nina Flohr por su traje de Chanel y su gran lazo

Pura inspiración para una boda de invierno. 

Woman.es

En todos los ámbitos de la vida, la pandemia que ha monopolizado el 2020 está dejando algunos cambios de hábitos que van a quedarse a largo plazo. Es el caso del teletrabajo, de los gimnasios virtuales, o la proliferación de los trajes como dignos competidores en las bodas, por citar tres ejemplos muy dispares y todos ellos indiscutibles.

El último de ellos nos afecta directamente y es seguramente una de las grandes tendencias que nos deja el año, no solo dentro de la moda nupcial, sino en todo el sector textil en general. 

Ejemplos hemos tenido varios a lo largo de los últimos meses, pero no esperábamos que a última llegara una sorpresa final como ha sido el look de novia de Nina Flohr, que se ha casado en una ceremonia íntima con el príncipe Felipe de Grecia. Apenas hemos sabido detalles del enlace pero las fotos que se han filtrado son dignas de un cuento de invierno, ya que el evento se ha llevado a cabo en la estación de esquí de St. Moritz, un enclave idílico en esta época del año y un paisaje que no puede ser más fotogénico. 

Para este día tan especial, la novia, de la que todo el mundo habla en Instagram desde hace dos días, ha elegido un dos piezas blanco roto fabricado en tweed que forma parte de la presente colección otoño invierno de Chanel.

Compuesta por una chaqueta y una falda midi, no es exactamente igual que el que presentó la famosa casa francesa, ya que incorpora botones y prescinde de la abertura que lleva el original en su parte delantera. 

Para acompañar al traje, Nina Flohr se ha decantado por unos zapatos de tacón destalonados de Valentino en color blanco que ha lucido junto a unas medias semitransparentes, un toque muy personal a un look que ha rematado con un semirecogido con un lazo grande, también en color blanco, a juego.

No podía faltar este guió a la estética princesa en una boda de este tipo, por muy atípica que haya sido en cuanto a su formato, ya que solo han asistido a la misma Constantino de Grecia, padre del novio, y el empresario Thomas Flohr, padre de la novia, la gran protagonista del enlace por su sofisticado y original look nupcial.