TDSfotografía

Nos casamos. ¿Y ahora qué?

Tras la petición de mano y el anuncio del compromiso, llega el momento de ponerse manos a la obra para organizar el gran día. ¿Necesitas ayuda? ¿No sabes por dónde empezar? Te desvelamos los principales pasos que debes seguir.

Rut Abadía | Bodas.net

La organización de una boda es un proceso laborioso que se lleva a cabo con muchísima ilusión y que conlleva horas de preparación y trabajo. Para empezar a montar tu gran día, el portal de Bodas.net dispone de una práctica Agenda de Tareas que te resultará de gran ayuda a la hora de planificarlas adecuadamente y, sobre todo, de evitar que puedas olvidar algo importante.

Antes de empezar, hay ciertas cuestiones que debéis decidir, ya que de ellas dependerá toda la organización posterior. En primer lugar, tenéis que pensar en el tipo de ceremonia que deseáis realizar. ¿Civil o religiosa? Los trámites en cada caso son diferentes, y la fecha del gran día dependerá también de la disponibilidad del juzgado o de la iglesia elegida. Una vez hayáis decidido cómo queréis casaros, podéis acudir al ayuntamiento, el registro civil o la parroquia escogida para empezar a realizar el papeleo previo a la boda.

Mas Llombart

Números y presupuestos

La segunda cuestión fundamental es decidir el número de invitados que acudirá al enlace. Aunque aún no sea el momento de elaborar la lista definitiva, calculad el número aproximado de personas a las que invitaréis. Esto os servirá para saber qué tipo de restaurante o establecimiento necesitaréis para el banquete, y, lo más importante, os resultará muy útil para hacer el presupuesto.

El número de tareas que habrá que llevar a cabo en los próximos meses no es pequeño, así que una buena forma de organizarse es repartirlas entre la pareja y las personas más cercanas que se hayan prestado a ayudaros, ya sean familiares o amigos. Distribuid el trabajo en función de vuestros gustos y habilidades. Es decir, que si a uno de vosotros se le da bien el papeleo y las gestiones con la administración puede encargarse de los trámites burocráticos, mientras que el que tenga más conocimientos de restauración y gastronomía podría ocuparse de todo lo relacionado con el banquete.

Monestir de Sant Salvi

¿Dónde lo celebramos?

Cuando tengáis clara la fecha de la boda, después de realizar los trámites correspondientes, ya podréis reservar el lugar del banquete y empezar a planificar el momento adecuado para enviar las invitaciones de boda. Normalmente se suelen mandar unos dos meses antes del gran día, pero si tenéis invitados que deben desplazarse desde lugares lejanos o la fecha coincide con periodos de vacaciones es mejor que las enviéis unos tres meses antes para que tengan tiempo de organizarse bien. 

El portal de Bodas.net dispone también de un presupuestador que os permitirá administraros y no gastar más de lo que hayáis decidido en un primer momento. El presupuestador incluye todos y cada uno de los detalles que no deben olvidarse en una boda, desde el vestido de novia y el traje del novio, hasta los complementos, la decoración y los regalos para los invitados, pasando por las flores, el maquillaje y la peluquería, entre muchas otras cosas.

Lo que os queráis gastar no solo dependerá del número de invitados, sino también del tipo de boda que queráis organizar y de los proveedores que vayáis a contratar: un banquete en un restaurante o un bufet al aire libre; un grupo de música tocando en vivo o un ‘disc jockey’ solo para animar la fiesta final; detalles solidarios o regalos de categoría para los invitados.... En Bodas.net encontrarés miles de proveedores cuyas ofertas cubren un amplio abanico de precios y opciones, entre las que con toda seguridad encontraréis las más adecuadas para vosotros. ¡No os las perdáis!

Quizás también te interese:

Cómo organizar tu boda en Madrid

Bodas en Barcelona: hasta el último detalle

Guía para casarse en Valencia