Marta Ortega a su llegada a la fiesta celebrada en el Náutico de La Coruña. | Gtres

Marta Ortega se rinde ante los metalizados en su tercer look de novia

En la gran fiesta celebrada en Casas Novas. 

María Aguirre | Woman.es

La esperada boda de Marta Ortega y Carlos Torretta continúa.

Tras el discreto enlace celebrado de forma íntima en la casa familiar situada en el centro de A Coruña en el que la hija de heredera de Inditex lució un romántico conjunto en rosa pastel compuesto por blusa y falda larga firmada por Valentino y una divertida recepción en el Real Club Náutico de la ciudad gallega en la que pudimos ver a invitados tan conocidos como Jon Kortajarena, Eugenia Silva y Amaia Salamanca entre otros, ha llegado el momento de la tercera parte de la celebración.

Esta vez el Centro Hípico Casas Novas ha sido el encargado de acoger una gran fiesta a la que han asistido más de 400 personas en las que la etiqueta marcaba que los hombres debían ir de esmoquin y las mujeres, de largo.

De hecho, los novios han seguido este protocolo tal y como se han dejado ver a su llegada al complejo. 

Marta Ortega y Carlos Torretta a su llegada a Casas Novas. | Gtres

En esta ocasión, la novia no ha optado por las transparencias ni por el negro con un esmoquin de silueta oversize como lucía la noche anterior, sino que se ha decantado por los metalizados con un vestido brillante de escote halter y un original abrigo largo al que tampoco le faltaban los destellos. 

Como peinado, la novia ha querido lucir unas ondas rotas como las que llevó en la ceremonia civil que esta vez ha llevado como un semirecogido que iba adornado con un original prendido tal y como hemos podido ver a su llegada al recinto y en las imágenes que han compartido algunos de los familiares y amigos en las redes sociales.

Ver 5 fotos