Las Tartas de Yoya

Invitaciones de boda comestibles, deliciosa tendencia para 2017

La creatividad de los profesionales del mundo de las bodas no tiene límites en lo que al diseño de invitaciones originales se refiere. Ahora también se pueden comer. ¿Os atrevéis a enviar unas invitaciones comestibles? Ingenio y dulzura se aúnan para sorprender a los invitados y convertirse en vuestra mejor carta de presentación.

Rut Abadía | Bodas.net

La invitación de boda tradicional no pasa de moda, pues es un elemento fundamental y necesario en la organización de los eventos nupciales. Sin embargo, a lo largo de los últimos años se ha modernizado y ha servido para que artistas y diseñadores las llenaran de imaginación y creatividad. Entre las últimas e innovadoras tendencias destacan las invitaciones comestibles, elaboradas artesanalmente y que, en sí mismas, ya son un precioso regalo para los invitados.

Galletea - Galletas personalizadas

Así, hay invitaciones que se imprimen directamente en galletas de 'fondant', 'macarons' o bolsas de gominolas, mientras que otras se siguen imprimiendo en papel si bien se envían con algún alimento “adjunto” y buscando maneras creativas de presentarlo. Por lo general se trata de un regalo dulce, como bombones, chocolatinas, 'cupcakes' o caramelos, aunque también pueden ser muestras gastronómicas de calidad de otros productos, como vino, licores, aceite de oliva, especias e, incluso, frutas o verduras frescas.

Los alimentos que pueden convertirse en el “papel” de la invitación de boda son muy variados: galletas, chocolate de diferentes colores, 'fondant', bizcocho, piruletas, obleas, pan… Los expertos artesanos son capaces de elaborar creaciones asombrosas en las que el texto es perfectamente legible y la invitación se convierte en algo literalmente “comestible”.

Tu día Con Amor

Cuando se envía un regalo comestible junto con la invitación de boda hay que ser muy cuidadosos con el 'packaging', ya que el contenido debe llegar intacto a su destino. Para ello resultan de gran ayuda las cajitas de madera o contenedores de materiales resistentes, como el latón o el plástico. Si el contenido debe consumirse con cierta rapidez, es mejor contratar los servicios de una empresa de mensajería para que envíe las invitaciones, ya que de otro modo podrían llegar después de su momento adecuado de consumo.

Las invitaciones son un claro anuncio de cómo será vuestra boda. Así que si habéis pensado organizar un enlace en un lugar famoso por su vino, ¿por qué no enviar a los invitados una botellita de muestra para que vayan abriendo boca? En cambio, si lo vuestro es el campo y la naturaleza, una pequeña cesta de frutas ecológicas será la mejor carta de presentación de vuestra boda rural.

Leblue

La época del año en que vais a enviar las invitaciones es muy importante, ya que no será una buena idea enviar una caja de chocolatinas por correo en pleno mes de agosto. En general, los dulces son mucho más adecuados para los meses de invierno, mientras que en verano es mejor enviar alimentos que estén perfectamente envasados al vacío y que no puedan alterarse con el calor, como el vino, el aceite o los licores.

Sea como sea, la cuestión es incluir en vuestra invitación al enlace un elemento absolutamente diferente, un exquisito dulce que la convierta en un detalle único, del que vuestros invitados puedan disfrutar. ¿Convencidos?

Quizás también te interesa:

Encuentra tus invitaciones de boda perfectas.

Regalos de boda para todos los presupuestos.

Fantásticos detalles originales para bodas.