Hilary Swank, en los Hollywood Film Awards 2014.

Hilary Swank se ha casado por sorpresa y su boda no pudo ser más ideal

En un bosque y vestida de Alta Costura. 

Woman.es

Paradójicamente, lo de las bodas secretas en Hollywood es un recurso de todo menos sorprendente. Cada vez son más las celebrities que deciden pasar por el altar sin que nos enteremos y, aunque la mayoría optan para hacerlo de forma sencilla e íntima, también los hay que prefieren dejarse de prejuicios absurdos y organizarlo todo como siempre habían soñado.

Este parece ser el caso de Hilary Swank y Philip Schneider, quienes acaban de darse el "sí, quiero" de una forma que, aunque podríamos pensar que las imágenes han sido tomadas en el rodaje de una de las películas de la actriz, se trata de lo que ha sucedido en la vida real. 

Tras tres años de relación, la intérprete y el empresario han celebrado su enlace en plena naturaleza, concretamente en un impresionante espacio natural que cuenta con árboles de más de 800 años situado en California llamado Santa Lucia Preserve. 

 

CONGRATULATIONS on your wedding @hilaryswank 😍💖🎉💍👰❤!! Hilary just married her partner Philip Schneider in a woodland wedding wearing @eliesaabworld ! The pictures look like out of a fairy tale 🥀💖✨!! With her bestie @therealmariskahargitay as her maid of honor! She looked sooooooo beautiful and my feelings are actually overwhelming about all this, hard to handle, 'cause I am so, so, so happy for her 😍😍😭😭❤❤!! - "It was timeless. There is just no other way to describe it!" Hilary said. - She married the man of her dreams and dreams do come true! They both deserve all the happiness and luck in the world and the best life 💖💖💖 , forever!! ❤ - #hilaryswank #actress #foundation #wedding #dream #love #marriedcouple #joy #happiness #beautiful #fairytale #mariskahargitay #maidofhonor #luck #overwhelm #happy #enjoy #life #inspiration

Una publicación compartida de Hilary Swank's (@hilaryswanksupport) el

La novia lució para la ocasión un delicado vestido de manga tipo capa con escote a la espalda realizado en encaje chantilly, chifón de seda y organza de seda que tardó más de 150 horas en confeccionarse en los talleres de Elie Saab y que iba acompañado de un gran velo que cubría el recogido bajo escogido como peinado. 

Tras la ceremonia y la cena que tuvo lugar en un granero habilitado para la ocasión con largas mesas de madera, Hilary cambió sus sandalias brillantes de Christian Louboutin por unos zapatos de claqué creados por el mismo diseñador para este momento en el que también se desprendió de su vestido de novia para optar por un diseño corto en color blanco tipo corsé y falda bailarina firmado por Dior para disfrutar de la fiesta posterior y divertir a sus invitados con un divertido baile.

Además, la pareja lució dos chaquetas vaqueras personalizadas para la ocasión en los que aparecía la fecha de la boda (18 de agosto de 2018), un colibrí bordado y la palabra "Philary" con la que ambos se autodenominan. 

Una jornada inolvidable en la que, a juzgar por las instantáneas que hemos podido ver, no pudo ser más ideal.