Fotografía: Shutterstock.

Camp Weddings: casarse en plena naturaleza

Más allá de las bodas al aire libre, hay una nueva tendencia al alza, perfecta para los novios que quieren disfrutar del día más bonito de su vida en plena naturaleza. Campings, casas rurales, hospederías… Casarse en el campo es una opción que ya ofrecen muchos establecimientos y que convertirá tu celebración en algo muy especial.

Rut Abadía | Bodas.net

Son bodas especiales, únicas y con un espíritu muy personal. Son celebraciones muy originales en un entorno mágico. Además, ya sea de día o de noche, la sensación de libertad y frescura que transmite casarse en plena naturaleza es total. Pero, ¿por dónde empezar?

El entorno

Si decidís casaros en un camping o una casa rural podréis elegir el entorno que más os guste: cerca de un río, un lago, la montaña nevada, el mar… Y si optáis por alargar la estancia más de un día, tenéis la opción de hacer excursiones o visitas en grupo a lugares emblemáticos y maravillosos.

Disfrutar como niños

Hay quien elige este tipo de boda porque quiere casarse en el lugar donde pasaba las vacaciones cuando era pequeño. Lo cierto es que la experiencia hará las delicias de los novios y sus invitados –con independencia de su edad–, ya que después de la celebración podréis divertiros de mil maneras: un baño en la piscina, un partido de fútbol o, por qué no, una reunión alrededor de la hoguera contando anécdotas divertidas.

Fotografía: Shutterstock.

El banquete

Las opciones son infinitas. Muchos campings y casas rurales disponen de restaurantes preparados para ofrecer banquetes por todo lo alto: mesas con manteles blancos dispuestas con elegancia sobre un prado, bajo los árboles, en el monte… Pero también hay novios que prefieren un picnic en el que no falten deliciosos platos, especialmente preparados para la ocasión, en mesas de madera o de camping.

¿Dónde dormir?

La mayoría de campings disponen de un hostal con habitaciones o bungalows para aquellos novios e invitados que no se ven pasando la noche en una tienda de campaña. Dormir en uno de ellos o hacerlo en una casa rural u hospería es una opción económica que, además de permitiros disfrutar un fin de semana en plena naturaleza con la familia y los amigos, favorecerá un ambiente único de desconexión total.

El vestido de novia

El estilo bohochic es el más adecuado para este tipo de bodas informales, en las que los invitados querrán vestir ropa cómoda sin renunciar a la elegancia. Es un día ideal para que la novia lleve un vestido de tejidos ligeros y con mucho vuelo, complementado con accesorios hechos a mano con materiales naturales; una diadema de flores te convertirá en el hada del bosque. ¿Los zapatos? Nada de tacones: sandalias, zapatos cómodos o incluso botines de montaña para no perderse la diversión a la hora de explorar los alrededores.

Fotografía: Shutterstock.

La decoración

Es la boda perfecta para las fans del DIY. Guirnaldas, farolillos, improvisados jarrones y minutas hechas a mano se convertirán en los elementos ideales para vestir el entorno. La propia naturaleza es el mejor decorado, aunque se puede realzar aún más con alfombras de flores, marquesinas, móviles colgados de las ramas de los árboles, velas… ¿Y si les damos a los invitados tarjetas para que escriban un mensaje de felicitación y las vamos colgando de la rama de un árbol?

Quizás también pueda interesarte:

- Lugares para una boda en Madrid en plena naturaleza

- Fincas espectaculares en la montaña en Barcelona

- Espacios llenos de verde para casarse en Valencia 

Tags:

boda