Felipe VI y Letizia Ortiz en el día de su boda el 22 de mayo de 2004 | EFE

Con motivo del 16 aniversario de la boda de los reyes Felipe VI y Letizia, repasamos los mejores vestidos de novia de la realeza

Las bodas reales que nos han hecho soñar a lo largo de la historia. 

Silvia Muñoz de Morales | Woman.es

Este 22 de mayo se cumplen 16 años de la boda de los reyes Felipe VI y Letizia y lo celebramos haciendo un repaso por los mejores vestidos de novia de la realeza. ¿Sabías de dónde viene la tradición de vestir a la novia de blanco?

-Alejandra Gere comparte fotos inéditas de su boda con Richard Gere dos años después de dar el 'sí, quiero'

-El vestido de novia de Castellar Granados con falda de tul y volantes

Hace 16 años que contemplamos ante el televisor la boda real del entonces príncipe de Asturias y la periodista Letizia Ortiz. Un enlace pasado por agua y con un recuerdo amargo de los recientes atentados del 11M. Hoy, 16 años después, recordamos cómo fue ese día, algunas anécdotas y el vestido que el diseñador Manuel Pertegaz elaboró para la ceremonia.

El 22 de mayo de 2004 tenía lugar en la catedral de la Almudena la boda real tan esperada (aunque no aceptada por muchos). Felipe VI dejaba de ser el soltero de oro de la monarquía europea y eligió a una jovencísima Letizia, hasta entonces periodista en La 1. Una jornada llena de anécdotas. Desde el comienzo del día, con un diluvio que obligó a Letizia a llegar hasta la catedral en un Rolls-Royce, hasta el final de este con una pelea entre los herederos al desaparecido ya trono de Italia en el banquete.

La Reina, con un resfriado importante los días anteriores, amaneció con fiebre que intentó atenuar con fármacos para estar perfecta y radiante el día de su boda. Además del ya conocido vestido de novia, ese día fue la primera vez que Letizia llevaba una corona, y no una cualquiera. Para convertirse en princesa de España eligió la tiara Prusiana, con un cargado simbolismo, ya que es la misma que llevó Doña Sofía en su enlace con Juan Carlos I. A partir de entonces son numerosas las ocasiones en las que nuestra soberana ha usado la corona.

EFE

Junto a su corona se unía el regalo que le hizo su prometido, el príncipe de Asturias. Un manto de tres metros de largo por dos de ancho. Era tul de seda natural en el que se bordaron a mano roleos y guirnaldas, flores de lis y espigas. 

El vestido sufrió de varias modificaciones a lo largo del proceso. A su diseñador, Manuel Pertegaz, se le concedió el trabajo de su vida a sus 86 años. Un diseño que, según la novia, pesaba tanto que costaba caminar con él. Su aparente sencillez no descarta la dificultad del patrón. Lo realizó a partir de una faya de seda natural tramada con hilos de plata fina. Hoy se exhibe en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid), donde reposa junto a otros atuendos, muebles y demás nobles recuerdos de la vida en la corte: desde vajillas, cuadros, cunas y tronos hasta trajes nupciales como los de la reina Sofía y sus hijas, Elena y Cristina.

El vestido de novia de la Reina Letizia en el Palacio Real de Aranjuez (Madrid) | FEDERICO REPARAZ

¿Pero de dónde viene la tradición de que las novias vistan de blanco? Es más reciente de lo que pensamos. Fue gracias a la Reina Victoria, que en 1847 eligió el color blanco para su vestido de novia el día de su boda con el Príncipe Alberto. Antes que ella, las novias de la realeza vestían de colores llamativos como el rojo, por ser el más complicado de encontrar, lo que le daba una exclusividad que te posesionaba en las clases sociales.

Lejos del significado de pureza y virginidad que se le otorga hoy en día, lo que Victoria transmitió a la sociedad de la época fue riqueza: vestir de blanco se interpretaba como sinónimo de poseer dinero suficiente para limpiar el vestido (y se aseguró de confirmar que podía dejarlo como nuevo tantas veces quisiera reutilizando el diseño en innumerables eventos).

Victoria de Inglaterra, 1847. Colección Real Británica. Este retrato fue un regalo de la reina a su marido por su aniversario de boda en 1847 | Franz Xavier Winterhalter

Si eres tan fan como nosotras de las bodas de la realeza, te hemos preparado una galería para que soñemos con los vestidos de novia de princesas de todo el mundo.

 

Relacionados