Dolores Promesas.

9 vestidos de fiesta cortos con mucho estilo

El protocolo permite llevar vestidos cortos en las bodas de mañana. Se consideran de “media etiqueta” y son el equivalente femenino al traje de chaqueta. Así que si te han invitado a una boda de día y quieres ser la invitada perfecta, no te pierdas este artículo. Te descubrimos todos los secretos de estos vestidos y las últimas tendencias.

Rut Abadía | Bodas.net

Aunque existen algunas normas de etiqueta que dicen que el vestido corto solo debe vestirse en ocasiones determinadas, lo cierto es que hoy en día la libertad de elección es prácticamente total, y los diseñadores incluyen en sus catálogos de fiesta muchos modelos que pueden encajar a cualquier hora del día.

También corto, el vestido de cóctel puede considerarse de gran etiqueta por lo que, dependiendo del diseño, puede equivaler al chaqué, al frac o al esmoquin masculino. El largo del vestido debe ser por la rodilla o un poco más arriba, pero nunca minifaldero.

Elijas el que elijas, recuerda que para bodas de día son más recomendables los estampados y los colores brillantes, mientras que en enlaces de noche lo mejor es optar por colores discretos y oscuros.

En cuanto a los complementos, en bodas de día puedes utilizar pamelas y tocados. Decántate también por un espectacular 'clutch' y por unos zapatos de infarto, y serás la invitada perfecta. ¡Y también una de las más estilosas!

El estilo 'casual' 

Los vestidos 'casual' son los más adecuados para bodas informales. Para saber si este estilo es el más adecuado para el evento al que has sido invitada, fíjate en el lugar del banquete. Si se trata, por ejemplo, de un gran hotel de categoría, probablemente no será el estilo más adecuado. Pero si la boda es al aire libre, en el campo o en la playa, no dudes en elegir un vestido casual, un conjunto de dos piezas o bien un vestido veraniego con una chaqueta. Te sentirás cómoda, te sentirás tú misma y estarás perfectamente vestida para la ocasión.

El estilo formal y elegante

Los catálogos de los grandes diseñadores vienen cargados de propuestas cómodas, atrevidas y, a la vez, muy elegantes para los eventos más formales, ya sean de día o de tarde. Esta temporada se llevan las telas estampadas, en colores que van desde los azulones, rojos y verdes, más adecuados para la mañana, hasta los rosa palo y los beige, ideales para la tarde-noche. Los amarillos y los dorados también cobran un gran protagonismo, tanto solos como combinados con colores en contraste, como el negro. Las faldas más trendy son acampanadas, confeccionadas con tejidos firmes y de gran calidad –como el crepé o el raso–, que estilizan la figura ciñéndose a la cintura y cayendo en cascada hasta encima de la rodilla. Para las más clásicas no hay nada mejor que las faldas tubo que, combinadas con zapatos de tacón alto, estilizan y alargan la figura. La gasa, el tul, la seda y el satén son los tejidos más empleados en los diseños que se van a llevar esta temporada primavera-verano.

Los vestidos cortos suelen apostar por todo tipo de escotes –en V, corazón, palabra de honor, barco, cerrado o ilusión–, si bien se trata de propuestas discretas, lejos de las caídas vertiginosas que se permiten en los vestidos largos. El secreto está en lucir un look elegante, con estilo propio y al mismo tiempo formal, sin enseñar demasiado, lo que se permite un poco más en las bodas de gran etiqueta.

Ver 9 fotos

Quizás también te interesa:

Descubre todas las colecciones de vestidos de fiesta

Enamórate de los vestidos de fiesta Roberto Verino

Encuentra tu tienda de trajes de fiesta

// Outbrain