Zara

8 vestidos negros para bodas: apuesta segura

Las tradicionales normas de protocolo van cambiando y, hoy en día, todos los diseñadores incluyen vestidos negros en sus colecciones de fiesta para bodas. Elegante, sobrio y favorecedor, el negro es una apuesta segura.

Rut Abadía | Bodas.net

El único color que está prohibido si acudes como invitada a una boda es el blanco. "¿Por qué?" te preguntarás. Muy simple: para no robarle protagonismo a la novia y que nadie te pueda confundir con ella. Sin embargo, hasta hace poco tiempo también se consideraba al negro como un color poco adecuado para ir a un evento nupcial. Actualmente sigue siendo así, si bien está más bien visto si se trata de un enlace de tarde que de uno de día.

Marchesa

Echando la vista atrás, vemos cómo han cambiado las cosas en los últimos tiempos. Hasta hace no tantos años, las novias se vestían de negro en España porque era un color caro, que tenía una connotación de lujo y prestigio. ¿Sabes por qué? Porque para conseguir el tinte de color negro hacían falta unos pigmentos muy costosos, y normalmente solo se lo podían permitir las damas adineradas. No obstante, después pasó a ser considerado el color del luto, y por eso estaba mal visto en celebraciones más alegres, como las bodas. Si tienes dudas a la hora de elegir un vestido de este color para cualquier enlace, asegúrate de que no se trata de una boda muy formal, en la que se exija un ‘dress code’ específico.

Ogadenia Diaz

Rompiendo tabús

No obstante, es indudable que el negro es uno de los colores más elegantes y favorecedores que existen. Además, armoniza a la perfección con otros tonos, así como con complementos de fiesta como apliques brillantes, plumas o encajes. Un vestido negro (ya sea liso o con pinceladas de otras tonalidades) no tiene por qué ser triste en absoluto, todo lo contrario. El truco está en saberlo combinar adecuadamente.

Carla Ruiz

Pese al cambio de mentalidad, el negro resulta más adecuado para bodas de tarde o de noche, ya que de día todavía hay quien no lo ve correcto. Pero las normas cambian rápidamente y, cada vez más, los novios ‘millennial’ y sus invitados apuestan por saltarse el protocolo y ser ellos mismos siempre. No obstante, no está de más que tengas en cuenta que los vestidos negros de tarde serán preferiblemente cortos, mientras que en bodas de noche los largos están permitidos.

Pronovias

Complementos brillantes y coloridos

La clave del éxito está en acertar con los accesorios. Así, combina el vestido negro con complementos de colores intensos (como rojo, fucsia o verde) o, incluso, estampados, así como con joyas muy vistosas y con accesorios brillantes: zapatos, ‘clutch’, tocados, cinturones...

Eleni Elias

¿El estilo? El que más vaya contigo. Hay preciosos vestidos de fiesta con pedrería y transparencias, elegantes y sofisticados, y otros más sencillos que combinan distintos materiales y dan protagonismo a los encajes y la pedrería de forma discreta, como los detalles en las mangas, el escote o la espalda.

Manu García

Propuestas para todos los gustos

Muchos diseños combinan diferentes tejidos y texturas en el cuerpo y la falda, con encaje en la parte superior y terciopelo por debajo de la cintura, por ejemplo. Pero también encontrarás vestidos en los que el protagonista es el negro aunque tienen el cuerpo de pedrería, otros en los que el encaje y las transparencias juegan un papel destacados, modelos sin ningún adorno pero con un corte de lo más atrevido y sensual… Es decir, tantas propuestas como necesidades hay. Si quieres ver muchos más diseños no dudes en consultar el catálogo de Bodas.net. ¡Te sorprenderás de las numerosas y variadas posibilidades a tu alcance!

Fely Campo

Además, ninguna de nosotras ignora que el negro es un color que estiliza la figura, y que destaca la belleza de las líneas del rostro. Aprovecha y usa un maquillaje seductor que contraste con el vestido oscuro.

Quizás también te interesa;

Vestidos de fiesta para invitadas de boda

Nuevos vestidos de fiesta 2018

Los vestidos de fiesta más favorecedores para tallas grandes