Fotografía: Rembo Styling.

10 vestidos de novia sencillos y con encanto

Como decía Coco Chanel, "la simplicidad es la clave de la verdadera elegancia". Las grandes marcas de vestidos de novia ofrecen en sus colecciones modelos que destacan por su sencillez y encanto, diseños que revelan toda la belleza de la novia y se alejan de recargados adornos y complementos.

Rut Abadía | Bodas.net

Cortes rectos y sirena

Los cortes rectos, de líneas simples y sin apenas volumen, y los de estilo sirena estilizan la figura y precisan de una menor cantidad de tela, por lo que suelen resultar más económicos, sin renunciar a la elegancia y grandiosidad que requiere el gran día. Modelos sin grandes adornos, excepto quizá algún detalle de pedrería en la cintura, las mangas o la espalda, o ligeras aplicaciones de encaje en el escote –donde mandan los palabra de honor y los tirantes sencillos– bastan para conseguir ese toque romántico y elegante que toda novia busca en su gran día.

Vestidos cortos

Rectos o entallados, por la rodilla o tobilleros, los vestidos cortos resultan muy cómodos y te darán un look desenfadado y moderno. Sus detalles de encaje o pedrería en el escote y la cintura complementarán la sencillez del corte para que aparezcas radiante el día del enlace. Se trata de diseños perfectos para novias únicas y con mucha personalidad.

Cortes princesa

Incluso las novias más sencillas quieren vestirse de princesa en su gran día, pero sin grandes ornamentos. El corte es el protagonista en estos vestidos sencillos, que huyen de los encajes y la pedrería para que destaque la caída de la falda, con corpiños con escote recto o pequeños apliques de encaje. Crepés y sedas son las telas favoritas de unos modelos que, pese a proporcionar a las novias un look discreto y natural, no renuncian a aplicaciones de guipur superpuestas ni a faldas de tul a capas, aunque más ligeras.

Drapeados y bordados

Un recurso fantástico para los vestidos sin adornos superficiales es el drapeado, pues genera volumen y asimetría, dando al vestido movimiento y vuelo. Elige un buen diseñador que trabaje bien esta técnica, que requiere un corte impecable. Por su parte, los delicados bordados bastarán para no caer en una excesiva simplicidad. Siguiendo la máxima 'menos es más', una excelente elección son los diseños que combinan un cuerpo bordado y una falda lisa o al revés. Recuerda que cuanto menos elaborado sea el diseño, más natural será el vestido.

Detalles mínimos

Sutiles aplicaciones de pedrería en el cinturón o en uno de los tirantes, escotes y mangas con algo de encaje, faldas sirenas con vuelo que llegan al suelo… Son detalles mínimos que convierten un traje sencillo en un gran vestido de novia. Combina este con aquellos complementos con los que te sientas cómoda: tocados, velos, estolas, joyas…

Quizás también te interese:

- Todos los vestidos de novia, en un solo lugar

- Lo último en vestidos de novia 2017

- ¿Buscas vestidos de novia vintage? Descubre estos 80 modelos 

Tags:

bodas