Fotografía: Zara

10 colores para ir de boda en 2017

Si te han invitado a una boda el próximo año y quieres estar a la última, no te pierdas esta selección de colores que llegan con fuerza a los catálogos de los grandes diseñadores de vestidos de fiesta. ¡Algunas novedades son realmente rompedoras!

Rut Abadía | Bodas.net

Rojo

Es, sin duda, el color preferido por los diseñadores en 2017. Desde rojos fuego a tonos más aterciopelados, resulta la elección perfecta para un vestido largo, de corte recto, sirena o princesa, con escotes fantasía o en forma de corazón, dejando los hombros al descubierto. Son modelos en tejidos lisos que convierten el diseño en una gran bomba de color.

Negros y grises

¿El protocolo dice que no se puede ir de negro a una boda? Se acabaron los prejuicios. Muchos son los diseñadores que presentan vestidos de fiesta en color negro sólido o combinado con blanco, súper elegantes y festivos. Apuestan por el negro en vestidos cortos o en faldas de tubo combinadas con blusas estampadas.

¿Azul verdoso o verde azulado?

Ese tono que está a medio camino entre el azul y el verde, que recuerda las algas marinas y que resulta tan favorecedor, es el que eligen muchos diseñadores en tejidos brillantes: seda, satén, raso… Tanto largos como cortos, son diseños alegres y muy femeninos, con faldas de gran vuelo y corpiños de corte dama de honor.

Estampados florales sobre blanco o negro

Las flores van a invadir las bodas este año. Estampados de diferentes tonos sobre fondos blancos o negros, en vestidos largos de corte princesa, o bien cortos y sencillos, muy cómodos de llevar.

Dorado

Los tonos metálicos también van a marcar tendencia esta temporada. Vestidos largos o cortos en tejidos dorados o cobrizos, siempre brillantes, pero sin abusar de pedrerías ni lentejuelas, destacando solamente el brillo del tejido. Son modelos de corte sencillo y elegante que dejan todo el protagonismo al color.

Amarillo

Combinado con negros o estampados, hay una gran variedad de vestidos con cuerpos sofisticados y escotes extremados en amarillo –con grandes lazos o cortes geométricos–, que resultan muy favorecedores con faldas anchas de tonos oscuros o floreadas.

Azul eléctrico

Para las más clásicas, vestidos largos de encaje con transparencias en hombros y escote, o tejidos lisos combinados con detalles en oro o en negro para los vestidos cortos. Imposible fallar con estos diseños.

Fucsias y morados

Siempre en tejidos brillantes, sobre todo en vestidos cortos, fucsias y morados resultan muy extremados con cortes geométricos o asimétricos, sofisticados y elegantes. Un color potente para un diseño de vanguardia.

Blanco

Otro color que el protocolo suele desaconsejar en las bodas. Pero este año viene en vestidos cortos, con transparencias, de corte muy juvenil y desenfadado, sobre todo en minifaldas o con estilos “colegiala” combinados con negro, que nadie criticará porque sería imposible confundirlos con el vestido de la novia.

Colores pastel

Los clásicos: celeste, rosa, violeta… Los cortes de siempre, en corto o en largo, estilo princesa o sirena, o con rebecas y chaquetas combinadas en el mismo color.

Ver 10 fotos

Quizás también te interese:

- Los vestidos rojos de fiesta más impactantes

- Vestidos azules de fiesta para rubias y morenas

- Los vestidos verdes de fiesta más bonitos