CORDON

Jessica Stam, como una ola

Esta súper modelo canadiense lleva 15 años en el top ten, pero ahora sueña con navegar alrededor del mundo. El diseñador Marc Jacob puso su nombre a un bolso. 

Esther Aguado

Creció en una granja de Ontario junto a seis rudos hermanos, lo último que podía imaginar Jessica es que, un día, al volver del parque atracciones, su vida cambiaría para siempre. Fue subirse a unos tacones y convertirse en musa del fotógrafo Steven Meisel. 

Después de 15 años de carrera, ¿qué ha sido lo mejor y lo peor para ti de este mundo?

Lo que más adoro de mi trabajo es viajar por todo el mundo. Eso es impagable. Descubres nuevas culturas, diferentes cocinas y estilos de vida. ¿Lo peor? Hacer y deshacer maletas.

¿Tus rincones favoritos?

Nueva York, Lake Huron (en Canadá) e Indonesia.

Acabas de cumplir los 30. ¿Ha sido un paso duro para alguien que vive de su belleza? 

Bueno, es cuestión de actitud. Mi vida está llena de cosas aparte del trabajo. Ahora vivo en California y voy cada día a navegar o a la playa. También colaboro con algunas ONGs que me mantienen muy ocupada.

¿Cómo te cuidas? ¿Vas al gym?

Me encanta hacer running y senderismo. Es muy saludable para cuerpo y mente. También intento hacer Pilates o Hot Yoga cada semana.

Descúbreme algún producto de belleza...

Las faciales de Francesca Paige en Beverly Hills, el limpiador Ultra Gentle de Neutrogena, la máscara de pestañas de Sisley... pero soy fan absoluta de Fulphyl de Phylia de M, un suplemento mineral.

¿Un placer prohibido?

Las galletas de chocolate de The Warm Cookie.

En 2010 diseñaste una colección para la casa americana Rachel Roy. ¿Repetirías para alguna otra?

Me chifló hacer una colección cápsula con Rachel: diseñé unos vaqueros muy cool, un bolso limosnera y un jersey de cuadros. Me divertí mucho, ¿por qué no?

 

 

@wmag

Una publicación compartida de Jessica Stam (@jessicastamofficial) el

¿Sin qué no podrías vivir?

Sin la música.

Has salido con varias estrellas del rock. ¿Alguna vez has soñado con convertirte en una?

Bueno, solía tocar la trompeta en el instituto y algunas veces aún la sigo cogiendo... Me encanta escuchar jazz en vivo, además de rock, pero nada más...

¿Y qué aspiras a ser ahora? 

Navegante, y a viajar alrededor del mundo. Soy una mujer fuerte... ¡Me crié con seis hermanos y crecí en una granja! Me encanta disfrutar de la naturaleza y adoro el agua. 

¿Un recuerdo de tu niñez?

Correr con mi trineo GT Racer que me regalaron unas navidades.

¿Cómo te llevas con las redes sociales?

Bueno, no suponen ninguna obsesión para mí. Me gusta compartir las cosas divertidas que hago en el día a día, claro, y también muchas cosas sobre mi trabajo, como el desfile de Victoria’s Secret.

¿De qué te sientes más orgullosa?

Colaboro con la Fundación Peace Jam, que conecta a los jóvenes con los premiados con el Nobel de la Paz. También trabajo con Adopt Together y soy fundadora de los World Adoption Day. Mi pasión por ayudar a los niños me convirtió en voluntaria con Many Hopes, una ONG que levanta preciosas casas y les da educación a niñas abandonadas en Kenia. Últimamente, he ayudado en la Ocean Gala organizada por Mai Tai Global & Ocean Elders.

¿Quiénes son tus héroes?

La gente filantrópica y comprometida.