Uma Thurman, imagen de FitFlop.  | D.R

¿Unas chanclas cómodas? ¡Las hemos encontrado y son de FitFlop!

La magia de la biomecánica hace posible que sean tan, tan confortables que no te las querrás quitar en todo el día. Las chanclas se desmarcan de la playa e invaden la ciudad. 

Woman.es

Quien inventara aquella frase de que la vida es mejor en chanclas ¡cuánta razón tenía! Por eso, cuando llega el calorcito ya no sabemos (ni queremos) vivir sin ellas. Y mucho menos desde que nos dimos cuenta de que no hace falta ir en bikini y pareo para que nos sienten bien y encajen con nuestro look. ¿Quién dice que no son aptas también para el día a día en la ciudad? Haz la prueba: combinadas con jeans, con faldas y con vestidos ligeros componen combinaciones perfectas y con carácter para ir al trabajo, para una tarde de compras o para una noche de terrazas.

Chaclas de goma rosa, de FtiFlop (28 €). | D.R.

Para eso sólo hacen falta dos requisitos: estilo y comodidad. Y de los dos se ha encargado FitFlop. Inspirada precisamente en esas ganas de llevarlas a todas horas y a (casi) cualquier sitio, la firma se ha propuesto aplicar la tecnología más puntera a sus chanclas para hacerlas no sólo prácticas y fáciles de llevar, sino también cómodas, más ergonómicas y saludables al propiciar una mejor postura y un reparto del peso más equilibrado. ¿Y cómo lo hacen? Con un diseño basado en estudios biomecánicos que reduce la presión plantar gracias a la tecnología iQUSHION exclusiva de FitFlop. Fíjate en sus formas y en sus curvas y verás que las chanclas iQUSHION se adaptan a la forma natural del pie, proporcionando una mayor absorción del impacto del talón e incrementando la zona de contacto de nuestro pie con la entresuela. Sin olvidarse, claro, de las tendencias. Los nuevos modelos vienen en tonos empolvados, rayas veraniegas, animal print o con un toque de brillo.

Ver 7 fotos

Este diseño tecnológico que hará que puedas llevarlas todo el día sin que ni tus pies ni tu espalda se resientan, lo encontrarás no solo en chanclas, también lo han incorporado en sus sandalias con diferentes alturas y en zapatillas deportivas que se adaptan a nuestro ritmo de vida, siempre ajetreado, combinando los requisitos del calzado de calidad: tecnología, confort y estabilidad. Tu estilo y tu creatividad para mezclar y crear combinaciones diferentes harán el resto.

Sandalia Delta, de FitFlop (120 €). | D.R.