theeverygirl.com

Cómo ser una bróker de moda (o comprar ropa como inversión) en 6 pasos

¿Quieres que tus próximas compras sean una buena inversión (pero de verdad)? Piensa en el precio por el que podrías vender esas botas que te tienen enamorada, ese bolso de capricho o el nuevo abrigo de tus sueños cuando dejen de serlo. El 5% de los consumidores ya lo hacen.

C. Ávila | Woman.es

Reconozcámoslo, hemos utilizado la palabra inversión con demasiada alegría en lo que se refiere a nuestro gasto en ropa. Cada vez que queremos algo mucho (pero mucho, mucho) nos argumentamos a nosotras mismas (y a todo aquel que ose juzgarnos) con aquello de en realidad “es una buena inversión porque me lo voy a poner muchísimo”, o “es una gran inversión porque es un clásico que no pasará de moda”, o “es una buena inversión porque está genial de precio y con tres veces que me lo ponga, lo he amortizado…”. Sin embargo, la verdad es que, como saben todos aquellos que se mueven en el terreno financiero, una compra se convierte en una inversión solo si se puede volver obtener dinero de ella. Lo que traducido al tema de nuestro armario quiere decir, básicamente, todo aquello que te puedas comprar, usar y revender a buen precio. Un estudio realizado por Vestiairecollective.com, la plataforma social líder en Europa de compraventa de artículos de moda de lujo y diseño,  identificó un nuevo comportamiento en los consumidores: el 5 % de ellos ya estaban considerando el precio de reventa de sus artículos antes de comprarlos. ¿Quieres convertirte en toda una bróker de la moda? Sigue estos consejos:

1. Hay 3 características que definen una buena inversión en moda: calidad (que se traduce en una mayor longevidad del producto en el mercado); atractivo (los artículos que despiertan gran nivel de expectación conservan un mayor valor de reventa) y singularidad (cuando un producto o marca solo está disponible por un período de tiempo limitado, su  atractivo aumenta).

2. Apuestas ganadoras: bolsos y zapatos. En general, los bolsos suelen ser las mejores inversiones recuperando, de media, el 75 % de su valor de venta original en función de la popularidad de la marca y de cuándo se vuelva a vender.  Los zapatos suelen tener un valor de reventa en torno al 57% y la moda “ready to wear”  un 40 % aproximadamente.

3. Vende rápido. Compórtate como lo haría un bróker y despréndete de los artículos cuando aún tienen demanda. Cómpralos al principio de temporada, úsalos un tiempo y despídete de ellos sin mirar atrás. En los artículos más codiciados podrás recuperar gran parte del precio original de venta si les das salida dentro de la misma temporada.

4. Pruebas de autenticidad. Mantén tus artículos en perfectas condiciones guardándolas en su embalaje original y conserva todos los accesorios originales, como la funda, la tarjeta de autenticidad, la caja original y las etiquetas.

5. Cuida la imagen. Cuando pongas un artículo a la venta, muéstralo de la mejor forma posible, incluyendo fotos de buena calidad, claras que muestren los detalles desde todos los ángulos y una descripción exhaustiva.

6. Utiliza la Calculadora de reventa para estimar el valor de tus productos antes de venderlos. Para acceder, inicia sesión en vestiairecollective.com, introduce las características clave de tus productos, incluyendo marca, categoría, subcategoría, material y estado, pulsa el botón de “Calcular reventa”  y ¡listo!