El diseñador Adolfo Domínguez. | Gtres

Adolfo Domínguez, Premio Nacional de Diseño de Moda

El gallego ha sido el elegido por un jurado para recibir este preciado galardón concedido por el Ministerio de Cultura y Deporte.

Woman.es

Por “su significación en la historia contemporánea de la moda de España”, Adolfo Domínguez acaba de ser galardonado con el Premio Nacional de Diseño de Moda de 2019, que anualmente concede el Ministerio de Cultura y Deporte y está dotado con 30 000 euros.

Román Fernández-Baca Casares, director general de Bellas Artes, ha ejercido de presidente del jurado encargado de elegir al creador merecedor del premio junto con el resto de miembros, Begoña Torres González, subdirectora general de Promoción de las Bellas Artes; Miguel Adrover Barceló, Premio Nacional de Diseño de Moda 2018; Modesto Lomba, presidente de la Asociación de Creadores de Moda de España (ACME); Miren Arzalluz Loroño, directora del Palais Galliera, París; y María Ortega Gálvez, artista contemporánea y directora de World Textil Art (WTA); quienes han querido destacar “una importantísima expansión internacional, en el que se le reconoce su capacidad y sensibilidad para difundir el diseño y creación de moda española”.

Todo un reconocimiento para este diseñador nacido en Orense en 1950 quien, tras cursar Filosofía y Letras en Santiago de Compostela, se trasladó a París para formarse en Estética y Cinematografía y, tras pasar una época en Londres, regresó a España en 1973 para crear una empresa a partir de la sastrería que regentaba su padre desde la década de los cincuenta. Así nació la firma que lleva su nombre y que no ha parado de cosechar éxitos desde entonces como cuando fue elegido para vestir a los personajes de la serie de televisión 'Miami Vice'.

Una de las señas de identidad de la marca, además de su gusto por el minimalismo a través de siluetas casi geométricas ha sido siempre la de "la arruga es bella", eslogan que lanzó en los años 80 que se convirtió en uno de los de mayor difusión internacional de la moda española y que le llevó a diez años después diversificar su negocio, convirtiéndose en el primer diseñador español en comercializar una gama completa de perfumes con su nombre y en la primera marca de moda española con presencia en el mundo bursátil.

En la actualidad es su hija Adriana Domínguez quien dirige la compañía, la cual cuenta con más de 600 tiendas propias en Madrid, Londres, París, Oporto y Tokio; y en la que también trabajan sus otras dos hijas, Tiziana como diseñadora y Valeria como experta en comercio electrónico gracias a sus conocimientos de ingeniería. 

Relacionados

-->