GTRES

Devota y Lomba, tributo a la belleza imperfecta

La belleza impermanente e incompleta, un juego de sencillez, de simetría e ingenuidad. Así es Wabi-sabi, la propuesta de Devota y Lomba.

Olga Tamarit | Woman.es

"Si una mujer va a una fiesta y alguien alaba sólo el vestido como pieza, para mí es un fracaso del diseñador. Lo que debe hacer un vestido es embellecer a la mujer, realzar su elegancia.No eclipsarla." Nos cuenta Modesto Lomba, uno de los veteranos sobre la pasarela madrileña.

Para la primavera próxima su colección se basa en colores inspirados en fachadas urbanas,arenas, azaul plomo,azul marino, oro. Tejidos de organza de algodón, triple organza de seda, lino príncipe de gales, lana fría y algodón con textura. Las formas tienden a la amplitud buscando volumen y ligereza, las superficies y los bordes se descomponen hasta parecer papel.

Reunido momentos antes del desfile y ante la pregunta del millón aquella de "¿para qué mujer diseñas?" Modesto se muestra claro "Para toda la que quiera."

Y es que, cumplir 30 años sobre la pasarela - Devota y Lomba comenzó en 1986- no sólo da tablas con la aguja.

Ver 5 fotos