GETTY

María Escoté se inspira en los 'Pequeños Ponys' para su nueva colección

No hace falta que tu infancia transcurriera en los 80 para saber de qué te hablamos cuando decimos "Pequeño Pony", Maria Escoté recurre al imaginario de los míticos caballitos de juguete para presentar "The call of the cutie"una colección que viaja entre la fantasía y la alucinación.

Olga Tamarit | Woman.es

Era cuestión de tiempo que la catalana y 'Applejack', 'Rainbow Dash',' Pinkie Pie',' Fluttershy' o 'Twilight Sparkle' se encontraran en la linea espacio-temporal de esto que llamamos moda. Imaginar a Maria Escoté a lomos de un 'Pequeño Pony' no resulta en absoluto extraño. La iconografía de los caballitos más cursis y kitch de la historia le viene como anillo al dedo a la catalana. Ahora bien, esto no le resta ni un ápice de seriedad -dentro de su trayectoria- a la colección que hoy ha presentado sobre la pasarela, donde los a invitados a las primeras filas les esperaba un 'Pequeño pony' customizado por la diseñadora que se ha convertido en el objeto de deseo de esta edición de la MBFWM. 

Fiel a su discurso, Escoté a realizado una colección inspirada en uno de sus fetiches, ella misma lo contaba minutos antes de dar comienzo el desfile "Es el juguete icónico de mi infancia y trabajar con él ha sido muy divertido. Esta colaboración es como un regalo."

La mezcla de texturas ha sido la clave de una colección donde se conjuga el mohair con tejidos de fantasía, charol con prints, vestidos de seda. Los complementos muy 'sixtie'  reflejan la pasión de la diseñadora por el color, del que ha prescindido en parte esta vez "Esta colección es un poco más oscura que las demás, pero yo siempre digo que el negro tiene mucha luz. Así que aunque aparezca mucho el color negro hay mucha luz y mucho color."

En el front-row Alex Gibaja y Miranda Makaroff - con sus respectivos ponys- posaban en la alfombra de arco-iris, muy ad-hoc, rubricandando una de las propuestas más originales de la semana de la moda madrileña.

Ver 7 fotos